• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Mucho había demorado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en endurecer su política contra el Gobierno de Nicaragua, tras las protestas violentas que desataron grupos opositores en abril para pedir la renuncia del presidente Daniel Ortega.

    Lo hizo este martes, con una larga lista de acusaciones y la imposición de sanciones contra la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, a través de una orden ejecutiva.

    En un comunicado, el Departamento del Tesoro explicó que la medida se dirige contra el “régimen de Ortega y sus promotores”, el mismo lenguaje y la misma estrategia que han usado repetidas veces contra el Gobierno venezolano.

    Los choques violentos ocasionaron la muerte de cientos de personas. Foto: Misión verdad.

    Las acusaciones

    También incluyeron al asesor de seguridad Néstor Moncada Lau en el paquete de restricciones. A Murillo y a él se les acusa de continuar “involucrados en corrupción rampante, desmantelamiento de las instituciones democráticas, serias violaciones de derechos humanos y explotación del pueblo y de los recursos públicos”.

    Además, responsabilizan al Gobierno nicaragüense de las muertes ocurridas durante las protestas que comenzaron en abril por una fallida reforma al sistema de pensiones, pero luego se transformaron en acciones violentas para exigir la renuncia de Ortega.

    Las sanciones contra Murillo y Moncada implican el bloqueo de cualquier propiedad o intereses que posean y que se encuentren bajo jurisdicción de EE. UU. y la prohibición para los estadounidenses de transar con ellos, reseñó Sputnik.

    Entre abril y julio también hubo saqueos que generaron pérdidas económicas. Foto: Web.

    Los números que dejaron las protestas

    Según el balance que presentó el Gobierno a principios de octubre, las protestas causaron daños en el país centroamericano por el orden de los 1.180 millones de dólares.

    Desde el sector oficial se denunció un golpe de Estado y se acusó a Estados Unidos de financiar a los grupos opositores, mientras que los manifestantes señalaron al Gobierno de represor y lo culpabilizaron por las muertes.

    En el segundo informe preliminar que presentó la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz ante la Asamblea Nacional, cifraron en al menos 269 personas el número de fallecidos durante los sucesos violentos de ese período entre abril y julio.

    Violencia golpista dejó al menos 269 muertos en Nicaragua

    Estiman en $ 1.180 millones lo daños causados por “terrorismo golpista” en Nicaragua

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...