• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La alianza entre Estados Unidos y el Gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, para cercar al fundador de Wikileaks, Julian Assange, es cada vez más evidente.

    El australiano denunció este miércoles que en la Embajada de Ecuador en Londres, donde permanece asilado desde 2012, “hay acciones de espionaje” y “esa información ha sido enviada incluso al FBI, en Estados Unidos”.

    Dijo que la Secretaría de Inteligencia ecuatoriana “ha gastado ingentes cantidades de dinero” en la sede diplomática y reiteró que a la nación suramericana la presiona Washington “de manera sutil”.

    Assange afirmó que ha recibido “comentarios un poco amenazantes” de parte de las autoridades ecuatorianas por hacer su trabajo de periodista, lo cual “es ilegal” y sienta “un precedente terrible”, reseñó Sputnik.

    Por esta razón, comparó su caso con el del periodista saudí Jamal Kashoggi, crítico con el gobierno de Riad, quien fue asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado de su país en Estambul, Turquía.

    El australiano comparó su situación con la del periodista saudí asesinado. Foto: Web.

    El polémico “protocolo” impuesto por Moreno

    Las declaraciones las ofreció el fundador de Wikileaks durante la audiencia de apelación de la decisión que tomó el pasado 29 de octubre la jueza ecuatoriana Karina Martínez.

    Ese día, la jurista rechazó “por improcedente” la acción de protección que solicitó, el 19 del mismo mes, la defensa del australiano frente al régimen casi dictatorial que le impusieron en la Embajada.

    Ese nuevo protocolo se dio a conocer el 13 de octubre y fue denunciado por los abogados de Assange como “una actuación unilateral y arbitraria, porque (…) contiene una serie de afirmaciones o términos que son impropios de una situación de buena armonía y de asilo”.

    En el documento donde establecieron las nuevas normas, se amenazó con poner término al asilo si no cumple las medidas, que incluyen censura sobre temas políticos, un riguroso procedimiento para recibir visitas y atención médica y el pago de todos sus gastos, hasta el agua potable, desde el 1 de diciembre.

    Ahora, hay que esperar el dictamen del juez que presidió la audiencia celebrada este miércoles. Assange ha dicho que toda esta situación en la embajada está afectando su salud y puede terminar siendo trasladado a un hospital para ser entregado a Gran Bretaña y Estados Unidos, donde se enfrentaría a una potencial cadena perpetua.

    El procurador dijo que no le garantizan que no será extraditado a un tercer país. Foto: El Telégrafo.

    Preparan la extradición

    En este complejo escenario cada vez cobra más fuerza la creencia de que Estados Unidos, Reino Unido y Ecuador ejecutan, tras bastidores, una estrategia para extraditarlo.

    Después de la audiencia, el procurador general ecuatoriano, Íñigo Salvador, reiteró que su país no puede “darle seguridades al señor Assange de que el Reino Unido no lo entregará a un tercer país que solicite su extradición”.

    La pregunta es si realmente quieren hacer algo para ayudarlo, pues el pasado 6 de diciembre Moreno dijo que ya “está creado, está hecho el camino como para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad (…) porque no olvidemos que él no se presentó a los juzgados británicos y tiene que pagar una pena no larga por aquello”.

    Más revelador fue el error que a mediados de noviembre dejó al descubierto una estrategia judicial que desarrolla EE. UU. para arrestarlo y solicitar su extradición.

    Los planes quedaron al descubierto al incluir una información clasificada en un documento judicial público. El asunto es que el Departamento de Justicia tiene preparada una acusación formal contra Assange, la cual querían mantener en secreto hasta su arresto.

    Lenín Moreno tiene “el camino” listo para condenar a Julian Assange

    Assange busca que The Guardian responda ante la justicia por “fabricar historias”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...