• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Muy pocos cristianos saben algo sobre el lugar en donde habría nacido Jesús, 2007 años atrás.


    Belén significa “La casa del Pan” en arameo, el idioma de los cananeos, pueblo que fundó esta ciudad 5000 años atrás. La ciudad todavía existe, está situada a menos de 9 km de Jerusalén, en Palestina. Posee alrededor de 27.000 habitantes palestinos, mitad de ellos musulmanes y la otra mitad cristianos (www.bethlehem-city.org). Del distrito de Belén, que posee 3 ciudades principales; Beit Jala ( بيت جالا), Beit Sahur (بيت ساحور) y Beit Lahem (Belén en árabe بيت احم), proviene la gran mayoría de los chilenos descendientes de palestinos, que se cree es la colectividad más grande de palestinos fuera del mundo árabe.

    Este distrito se encuentra en la zona denominada Cisjordania, que junto al sector de Gaza, conforman los territorios palestinos ocupados militarmente por el Estado de Israel el año 1967. Estos territorios según la legalidad internacional pertenecen a los palestinos, y como queda claro en la resolución 242 de las Naciones Unidas, deben ser devueltos a sus legítimos habitantes (www.un.org).

    En cambio, Israel ha mantenido una política que se aleja cada vez más de lo que está definido en el marco legal internacional, ya que mantiene hasta hoy en día bajo ocupación militar a la población palestina, se adueña ilegalmente de los territorios ocupados, construye sobre éstos asentamientos para israelíes, y como si esto fuera poco, mantiene un bloqueo total sobre la población palestina y se encuentra elevando un muro de separación racial de increíbles dimensiones, que se apropia de aun más territorios, sumando más de la mitad de Cisjordania.

    Esta política israelí, mantiene a la población palestina, en una situación crítica. Las ciudades palestinas no podrán crecer ni desarrollarse, pues quedarán rodeadas por el muro. Según la revista National Geographic de este mes, existe un 50% de cesantía en la población de Belén, esto debido básicamente a que los soldados israelíes, hacen muy dificultosa la entrada de turistas.

    La iglesia de la Natividad, que se encuentra situada en Belén, sobre la gruta en donde habría nacido Cristo, es uno de los lugares sagrados más importantes del Cristianismo, y ni siquiera este lugar se ha salvado de las balas israelíes.

    Desde sus inicios, la cristiandad había gozado de una presencia continua en Palestina, la cual no ha sido alterada por el Islam, pero desde que el estado sionista de Israel fue creado en Palestina, los cristianos han comenzado a disminuir fuertemente.

    Además de cantar villancicos sobre Belén, debería también darse a conocer la realidad que sufren actualmente sus habitantes, ya que el silencio no ayuda para nada a la Paz.

    Por Carlos Krauss Abusleme


    Asentamiento israelí de Har Homa, situado al noroeste de Belén en el monte “Jabal Abu-Gnein” usurpado ilegalmente a los habitantes de Belén (Imagen: www.stopthewall.org).


    La ciudad de Belén está siendo rodeada por el Muro israelí, que impedirá el futuro desarrollo y crecimiento de la ciudad y se anexa ilegalmente los terrenos agrícolas de los habitantes de todo el distrito (Imagen: www.stopthewall.org)

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...