• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El exmandatario uruguayo José “Pepe” Mujica declaró en entrevista con la agencia rusa Sputnik que tiene “severas dudas” sobre si el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, sigue siendo un líder de izquierda.

    “No sé si Moreno sigue siendo de izquierda, tengo mis severas dudas; está todo en tela de juicio, es doloroso y lamentable lo que está ocurriendo en Ecuador, porque fue elegido por el propio partido del expresidente Rafael Correa (2007-2017)”, reflexionó Mujica.

    El exmandatario dijo sentirse “muy lastimado” por los últimos acontecimientos políticos en Ecuador que involucran a Correa y a Moreno. “Me parece sencillamente horrible lo que está pasando; si efectivamente es una persecución política (contra Correa), no tiene nombre; igualmente lo del secuestro me pareció toda una novela; para mí es un capítulo negro de las divisiones que existen en la propia izquierda”, afirmó.

    Correa está acusado en su país de ser el autor intelectual el secuestro del político opositor Fernando Balda en Colombia, en agosto de 2012, y pesa sobre él una orden internacional de prisión preventiva. El exmandatario lo considera un caso de lawfare o persecución judicial por motivos políticos.

    El cambio de época

    En ese contexto, Mujica fue consultado sobre el legado de los gobiernos de izquierda y centroizquierda que tuvieron varios países suramericanos en los últimos 15 años. Al respecto respondió que “el progresismo” no logró convertir a las personas en ciudadanos.

    “Con el progresismo se rescató a mucha gente pobre y hubo una mejora en el nivel de vida de carácter general, pero dicha experiencia no logró transformar a esas personas en ciudadanos, sino solamente en consumidores”, dijo.

    El viraje de Lenín Moreno

    Desde el inicio de su mandato, Moreno marcó un antes y un después con respecto a las políticas de su predecesor. Cambió la política económica, negoció la entrega de la mayoría de los medios de comunicación estatales y pactó el regreso de efectivos militares estadounidenses al Ecuador.

    Uno de sus más notorios deslindes en política exterior fue ordenar el desalojo de la sede de la Unión de Naciones Suramericanas. Moreno también decidió abandonar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

    Ecuatorianos marcharon en Quito contra Gobierno de Moreno

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...