• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Unidad de Debates Económicos del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) demostró que el bloqueo que ejecuta Estados Unidos (EE. UU.) contra Venezuela ha generado una pérdida de 350.000 millones de dólares en la producción de bienes y servicios entre los años 2013 y 2017.

    El estudio realizado por la Celag también revela que el bloqueo financiero internacional a Venezuela desde 2013, es el principal responsable de la crisis económica que atraviesa la nación sudamericana.

    Cómo es el bloqueo

    En Venezuela el bloqueo se ha basado en la expulsión del país de los mercados financieros internacionales, impidiéndole recurrir al mercado de créditos tanto para renovar vencimientos como para realizar nuevas colocaciones.

    “Desde que Nicolás Maduro asumió la Presidencia en 2013, el sector público venezolano dejó de recibir en términos netos flujos que en el quinquenio 2008-2012 habían supuesto más de 95.000 millones de dólares, es decir, unos 19.000 millones de dólares anuales”, indicó la publicación del Celag.

    Un país donde su principal generación de ingresos es por la exportación de petróleo, como Venezuela, crea una alta dependencia de las importaciones, que resultan financiadas con los ingresos petroleros. Es por eso que el boicot financiero y comercial sobre Venezuela tiene consecuencias mucho más graves que en economías diversificadas.

    “El estrangulamiento de la financiación exterior ha significado, en términos metafóricos, un bombardeo masivo sobre sus fábricas e industrias”, explica el informe.

    Consecuencias

    La Celag también reseña en su informe que las medidas restrictivas contra la economía de Venezuela han generado la migración de su población, lo que ha servido para manejarlo mediáticamente como una supuesta crisis humanitaria.

    Como consecuencia del bloqueo, las pérdidas en producción de bienes y servicios oscilaron entre 260 mil y 350 mil millones de dólares entre 2013-2017, lo que se traduce en 12.200 y 13.400 dólares por cada venezolano. El país perdió en ese quinquenio entre 1,1 y 1,6 de su Producto Interno Bruto (PIB).

    El informe del Celag concluye que si el Gobierno de Nicolás Maduro hubiera contado con un financiamiento internacional como del que dispuso Mauricio Macri en sus primeros tres años de mandato, el crecimiento del PIB venezolano sería superior al argentino.

    Ataque frontal

    Las riquezas que posee el territorio venezolano lo hacen apetecible para la administración de Washington, quienes siempre han querido dominar el mundo a través de la hegemonía energética.

    “Para EE. UU. el control de los recursos venezolanos no sólo representa el restablecimiento de las condiciones históricas de dominio sobre la región, sino también una ventaja económica, una ventaja competitiva que fortalecería la hegemonía del dólar y la competitividad de la economía norteamericana frente a los competidores europeos y chinos”, dice la publicación del Celag.

    Además, aseguran que un dominio total de la economía venezolana desde la Casa Blanca “representa una ventaja para las corporaciones estadounidenses que tendrán a su cargo el negocio extractivo y una ventaja para el conjunto de la economía norteamericana que disfrutará una reducción del costo del combustible”.

    (Video) Venezuela llevará a EE. UU. a cortes internacionales por el bloqueo a PDVSA

    Turquía dispuesta a exportar a Venezuela y romper el bloqueo económico

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...