• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Aunque lo traten de desmentir la Policía, los guardianes del Estado, se vieron superados en varias ocasiones durantes las distintas movilizaciones que se desarrollaron en el marco del día del Jóven Combatiente.


    Los incidentes registrados durante el jueves y la madrugada del viernes en todo el país, en el marco de la conmemoración del día del Joven Combatiente -que recuerda el asesinato en 1985 de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo en Villa Francia-, concluyeron con un balance de 819 detenidos y 38 efectivos de Carabineros lesionados.
    La Tv y la prensa nacional se centró nuevamente en los desmanes y daños. El problema de fondo, el descontento social que existe hoy en Santiago, en regiones y en Chile completo, nadie lo quiere mostrar.
    Por las pantallas y diarios alarmistas, se sigue impulsando la cultura del terror para así tener a la población controlada. La “autoridad” detalló anoche desde el Palacio de La Moneda que a lo largo del país se registraron manifestaciones en 21 ciudades, pero que en sólo ocho se produjeron desórdenes. Harbobe fue el que salió a hablar, a Belisario Velasco de seguro se le hizo, el prefiere actuar desde la oscuridad para seguir moviendo las fuerzas represivas.

    Siguen pasando los días y el Gobierno simplemente no reacciona y es nuestro deber, hacerles reaccionar.Si no entienden con palabras, si no oyen el clamor ciudadano, les educaremos en las calles y si manifestamos nuestra rabia no es más que por su inmensa: SORDERA.

    Nuevas movilizaciones, 4 de Abril

    MOVIMIENTOS

    Por Helder Binimelis Espinoza

    Las tareas para la construcción de una sociedad nueva (o por ocupar la expresión de moda, la construcción de otro mundo posible), son diversas y dependen también del espacio que ocupen las personas en el mundo.

    Lamentablemente algo de lo que no se está haciendo cargo la Universidad (en genaral, no exclusivamente esta en la que trabajo) es de los problemas sociales que realmente afectan a nuestras sociedades. Por lo general, la dependencia de recursos hace que se asuman miradas más bien acepticas y poco críticas con la mano que alimenta, y al parecer las exigencias y restricciones en ese ámbito aumentan cada día.

    Sin embargo, vuelvo a la pregunta inicial, ¿por dónde empezar? Luego de leer algunas propuestas interesantes (de Anahí Guzman y/o a Kelly Pereyra) sobre la Universidad de los Movimientos Sociales; y otra en la misma línea de Boaventura de Souza Santos, propongo una lista de acciones o temas a investigar:

    Diferenciación de la Sociedad actua l: creo que el gran tema es la diferencia, si lo que se quiere construir es una sociedad distinta, lo que se debe investigar es a aquellos que no piden permiso para actuar distinto, que son, que actuan y que se sienten distintos a todo aquello que represente a la sociedad presente.

    Nuevas formas de resistencia: Esta sociedad se ha basado en muy diversas formas de violencia, o podríamos decir, ha legitimado ciertas formas de violencia y otras las ha condenado rotundamente. Frente a eso se levantan acciones nuevas de resistencia, ¿cuáles, qué estrategias desarrollan?
    *

    Nuevas formas de emancipación social: Esta sociedad se ha basado también en muy diversas formas de opresión, de imposición de la autoridad y de negación de realidades y de diferencias de las personas, por lo que están surgiendo nuevos grupos que piden ser liberados de cargas a las que han sido sometidos por años. ¿Cómo se liberan, qué preguntas se hacen, qué estrategias liberadoras desarrollan?

    *
    Nuevos actores sociales: Surgen también actores sociales nuevos por todas partes, ¿qué los hace surgir? ¿Cómo levantan la voz para promover sus luchas? ¿Cómo se encuentran con otros actores y con el resto de la sociedad?
    *

    Nuevas prácticas sociales: La gente empieza a actuar de otra forma, ¿qué nuevas estrategias de participación, colaboración, solidaridad, economía, etc, están surgiendo?
    *

    Nuevas formas de articulación: las personas empiezan a hacerse conscientes de que su vida cotidiana es cada vez más dependiente de problemas nacionales y globales. A la vez los actores y personas se organizan desde lo local y hasta lo global, ¿qué formas de organización, qué estrategias?

    Por otra parte, se hace necesario una reinterpretación teórica sobre los movimientos sociales evitando o superando la discusión clásica de revolución, izquierda, y oposición a la modernidad. Es necesario examinar,por tanto, la reflexión teórica sobre movimientos sociales y las teorías de liberación social desarrolladas “desde” los movimientos sociales, desde América latina, desde África, desde Asia, desde lo indígena, desde lo homosexual, etc.

    Cómo ha planteado Boaventura de Souza Santos, es necesario identificar las fortalezas y debilidades en las formas de acción de los movimientos, sistematizar, construir una especie de banco de datos con “buenas prácticas”; y escuchar a los movimientos respecto a cuáles son las principales dificultades que detectan para la transformación social.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...