• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Gobierno de Nicaragua, liderado por Daniel Ortega, pidió la renuncia de Luis Almagro al cargo de secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), por considerarlo una “amenaza a la paz y seguridad internacional”.

    Esta es la segunda vez que Ortega pide la renuncia de Almagro de la Secretaría General de la OEA. La primera vez fue el 14 de junio de 2016, a través del entonces embajador de Nicaragua ante ese foro, Denis Moncada Colindres, según reseña La Prensa.

    Este lunes, la primera dama y vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, leyó un comunicado oficial en el que condena las declaraciones de Almagro del pasado 14 de septiembre, en la localidad de Cúcuta, Colombia.

    Almagro incitó a una intervención militar contra Venezuela,  para derrocar al presidente Nicolás Maduro, declaraciones que se ponen al margen de los estatutos de la OEA y del derecho internacional.

    “En cuanto a una intervención militar para derrocar el régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción”, dijo Almagro, quien después reculó ante el rechazo de varios países de la región, incluso gobiernos de derechas.

    Murillo manifestó que la conducta de Almagro violenta la Carta Democrática Interamericana – esa que él mismo dice defender- y el derecho internacional.

    El Gobierno d Ortega cree que Almagro se extralimitó en sus funciones (Foto web)

    “Las declaraciones del señor Almagro, en su calidad de secretario general de la OEA, constituyen una grave amenaza a la paz y seguridad internacional y una gravísima violación de los principios más fundamentales del derecho internacional, por esas razones la República de Nicaragua expresa su más enérgica y firme condena a la posición del secretario general de la OEA y hacer formal denuncia de su conducta, que además de extralimitarse e incumplir con sus funciones como representante de la organización regional, transgrede gravemente los propósitos y principios que está obligado a defender y que constituyen los pilares del derecho mundial”, dijo Murillo.

    “Esas declaraciones, por lo tanto, lo descalifican para seguir ostentando el cargo de secretario general de la OEA, cargo al que debe renunciar”, agregó Murillo.

    El comunicado del ejecutivo de Ortega expone que la Carta Democrática Interamericana no autoriza al secretario general de la OEA a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros.

     

    Luis Almagro, el corrupto operador político al mando de la OEA

    Almagro radicaliza desde la OEA informe contra Venezuela

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...