• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Organizaciones políticas, sociales y culturales llevarán adelante una fiesta electrónica hoy jueves a partir de las 17:30 frente al edificio de la legislatura porteña, ubicado en Perú al 130. Será a modo de protesta por el deslindamiento de responsabilidades y la falta de medidas por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ante la tragedia de Time Warp, la fiesta que se realizó en el complejo Costa Salguero y donde murieron cinco jóvenes y otros tantos quedaron internados en estado crítico.

    “Lo que pasó en la fiesta Time Warp no fue un problema individual: hay un Estado y funcionarios de la Ciudad responsables, cómplices de empresarios inescrupulosos, que crearon un sistema de negocios corruptos en donde los jóvenes fueron carne de cañón, con entradas sobrevendidas, falta de agua y coimas”, dijo al respecto Itai Hagman, dirigente de Patria Grande, una de las organizaciones que participa de la manifestación.

    La protesta contará con la presencia de djs y colectivos artísticos vinculados a la música, todos bajo la consigna de discutir la política del PRO dirigida hacia la juventud, ante el vaciamiento de programas.

    “(El Jefe de Gobierno) Rodríguez Larreta hace la vista gorda con estos negocios, mientras que su política cultural más general persigue a los centros culturales, cierra polideportivos y estigmatiza a la juventud”, agregó Hagman.

    La noche del 16 de abril se realizó la primera jornada de la fiesta electrónica Time Warp, organizada por Dell Producciones S.A. A la madrugada murieron cinco jóvenes y otros varios mostraron síntomas de intoxicación. De acuerdo a la investigación, en la fiesta hubo numerosas irregularidades, como la sobreventa de entrada, la falta de agua potable y la circulación libre de drogas de diseño, en tanto que la falta de control del Estado agravó la situación. La Prefectura Naval, por ejemplo, fue contratada a su vez por la productora para que funcionara como seguridad privada.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...