• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Histórico: una mujer gobierna Chile. Un cambio cultural progresivo es el que se espera con el liderazgo femenino. Michelle Bachelet asume con 36 medidas que cumplir en un plazo de 100 días según las promesas electorales, siendo su prioridad el área previsional.


    bachelet
    “Que una mujer sea Presidenta no debe ser visto como una rareza, sino como un augurio” dice Michelle en su programa presidencial, donde ha esquematizado un modelo de desarrollo que se propone ir más allá de la simple explotación de los recursos naturales, priorizando un eslabón que ella pretende revalorizar: el poder ciudadano.
    A la Presidenta habrá que darle tiempo y ella sabe que cuenta con poco. Su gobierno será de 4 años y será el que entregue Chile al Bicentenario. El estado que dirige es el más rico -en términos monetarios- de la historia y su agilidad para administrar esos recursos junto al trabajo que haga su selecto equipo, será lo que recordaremos como negativo o positivo.
    Según el diputado Jaramillo “Lagos dejó un camino pavimentado, y los cambios que faltan en Chile para llegar a la plena democracia comienzan con la asunción al cargo de la Presidenta Michelle Bachelet”

    EL NUEVO TRATO CIUDADANO
    “Hay chilenos que ejercen influencia política desmedida mediante el dinero. Hay chilenos que tienen acceso a la información del estado y otros no. Hay chilenos que tienen acceso a puestos y contratos privilegiados, tanto en el sector privado como en el público. Esto debe cambiar”, manifiesta Michelle en uno de los apartados de su programa de gobierno.
    Y es que la nueva líder nacional tiene la película clara, pero los problemas los encontrará en el camino por parte de la oposición, quienes han declarado que mantendrán una postura que marque la diferencia con el actual gobierno. Bachelet deberá saber navegar en esas aguas, ser una buena negociadora con el sector privado, y tendrá que conciliar las distintas fuerzas nacionales para llevar a cabo el programa que trae bajo su brazo.
    Otra de las características que marcará –esperamos- el gobierno ciudadano que trae consigo la Presidenta, es lo que se denomina como iniciativa popular de ley, la que consiste en que un grupo determinado de ciudadanos pueda presentar a discusión legislativa un proyecto que considere de importancia.
    Al respecto, la primera mandataria dice: “incentivaremos la iniciativa popular de ley en todos aquellos ámbitos que no sean de la exclusiva iniciativa del Presidente de la República, como las que implican gasto o se refieran a materias tributarias o internacionales. De este modo, un conjunto significativo de ciudadanos podrá colocar en la discusión del Parlamento asuntos de su interés. El ciudadano tendrá las mismas facultades legislativas que sus representantes, diputados o senadores. Promoveremos la obligación de rendición periódica de cuentas públicas a nivel central, regional y comunal. Los ciudadanos podrán así evaluar los resultados de los compromisos asumidos por autoridades en el ejercicio de sus cargos.”. Muy bien, Presidenta, los ciudadanos lo agradecerán.

    OTROS DEL BACHELETISMO
    Ya se habla de una nueva corriente, el bacheletismo. En este “neo espacio político” está la gente de Expansiva, grupo liderado por Andrés Velasco y a quienes nos refiriéramos en el número 22 de El Ciudadano. Esta generación -de corte liberal- más algunos independientes, dejaron fuera del gabinete a reconocidos personajes PPD, quienes desataron una miniserie política. Ellos eran Schaulson, Bitar y el ex jefe de bancada del partido por la democracia Victor Barrueto, de quien se cuenta organizó hasta una fiesta de hotel para recibir el nombramiento que nunca llegó. Como consuelo, fue designado Intendente de Santiago.
    El nuevo “team” en el que destaca Velasco -nominado en 1994 por la revista Time como uno de los 100 lideres del próximo milenio- ya juega la cuenta regresiva, el cronómetro arrancó, ya tenemos salud gratuita para los mayores de 60 años y Mario Marcel, ex Director de Presupuestos de Hacienda, ha sido designado para que trabaje en la reforma previsional, punto clave para la nueva administración, pues, como expresa el diputado Enrique Jaramillo, “en el tema provisional lo que necesitamos es una reforma seria, no puede ser que las grandes ganadoras sean siempre las empresas privadas, que administran los fondos de todos los chilenos. Sumas millonarias que les dejan grandes utilidades a costa del dinero que les entregan los trabajadores”, recalcó.
    Llegó la hora de observar, de no dejarse engañar por las grandes cifras del progreso de la economía internacional, por el aumento del precio del cobre, por el incremento de las exportaciones, llegó la hora de fiscalizar que estos superávit fiscales y privados se traduzcan en progreso y bienestar para todo Chile y, en particular, para nuestra región. La Presidenta nos está dando licencia, nosotros seguiremos con ojo atento su Programa de Gobierno, la carta de navegación… con perfume de mujer.

    Remos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...