• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En seis países de América Latina, los ciudadanos están convocados a las urnas este año para elegir a su respectivo presidente.

    Después de la sacudida que significó para la región la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil y de Andrés Manuel López Obrador en México, en 2018, el foco esta vez se centrará en los comicios de Argentina y Bolivia, que se llevarán a cabo en octubre.

    Pero la carrera electoral para elegir nuevos mandatarios arranca en febrero en El Salvador. La fecha prevista es el 3 de ese mes y, si es necesario un balotaje, se hará el 10 de marzo.

    En los sondeos aparece como favorito el exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele, quien con 37 años podría convertirse en el presidente más joven de la historia reciente del país bajo la bandera de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), reseñó BBC Mundo.

    Lo particular de estas elecciones es que por primera vez desde la firma de los acuerdos de paz en 1992, el favorito no compite bajo la bandera de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) ni del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN).

    Se verá si la gestión de Macri le pasa factura en los comicios. Foto: Web.

    El 5 mayo le tocará a Panamá, donde hay nuevas reglas de juego y no se descarta que participe el expresidente Ricardo Martinelli, pese a que enfrenta un juicio por escándalos de corrupción.

    Los analistas barajan como un posible escenario que el candidato presidencial por el partido Cambio Democrático, Rómulo Roux, quien figura de segundo en las encuestas, lo postule para la vicepresidencia.

    El candidato oficialista es José Isabel Blandón, pero el favorito del momento es Laurentino Cortizo, del Partido Revolucionario Democrático, fundado por Omar Torrijos. Serán decisivas las alianzas que los abanderados logren sellar antes de los comicios.

    Un mes después, el 19 de junio, los llamados a las urnas son los guatemaltecos, en medio de una dura disputa entre el gobierno del presidente Jimmy Morales y la Comisión Internacional contra la Impunidad, CICIG.

    Entre los nombres que suenan en los medios locales aparecen la exprimera dama Sandra Torres, el tres veces candidato presidencial Alejandro Giammattei, ahora por el recién fundado partido Vamos; y Zury Ríos, hija del expresidente de facto juzgado por genocidio, Efraín Ríos Montt.

    Morales representa la esperanza de los gobiernos progresistas. Foto: Web.

    El decisivo octubre

    En octubre se celebrarán las tres jornadas restantes. Una de ellas será la de Uruguay, cuya convocatoria es para el 27 de ese mes. Hasta ahora los principales partidos, el oficialista Frente Amplio, y su principal rival, el Partido Nacional, no han definido los candidatos.

    Por ley, los abanderados de todos los partidos tendrán que definirse en elecciones internas que tendrán lugar el 30 de junio, refirió BBC Mundo.

    Sin embargo, los ojos del mundo se posarán ese mes sobre Argentina y Bolivia. En Buenos Aires, los comicios serán un medidor de las políticas de Mauricio Macri, quien a pesar de pactar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) poco ha hecho para sacar al país de la crisis económica que estalló en sus manos.

    La jornada está prevista para el 27 de octubre y es muy probable que enfrente a Macri y a su antecesora en el cargo, Cristina Fernández, solo si la “justicia” argentina no logra, como ha intentado durante más de un año, sacarla del juego político.

    Para las elecciones de Bolivia aún no hay fecha, pero son la esperanza de los Gobiernos progresistas, con el presidente Evo Morales optando a su cuarto mandato.

    Al mandatario lo respalda una buena gestión económica, casi la única en la región, pero enfrenta fuertes cuestionamientos al mecanismo jurídico con el que logró ser habilitado de nuevo como candidato.

    Por ahora, los sondeos lo colocan cabeza a cabeza con el opositor y expresidente Carlos Mesa.

    Pobreza en Argentina alcanza su nivel más alto en la última década

    Una fanática de Bolsonaro se lanza a la contienda presidencial en Bolivia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...