• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La hermandad de Estados Unidos con Israel llega a niveles insólitos. No solo lo acompaña en sus travesuras bélicas, sino que también permite que despidan a una maestra por negarse a defender los intereses y la política genocida de Tel Aviv.

    El caso ocurrió en una escuela primaria de Texas, en la que trabajaba Bahia Amawi, una experta en lenguaje que educaba a niños autistas y con problemas del habla y ahora no puede trabajar en las instituciones públicas.

    Amawi se negó a firmar el contrato con el Distrito Escolar Independiente de Pflugerville, con el que ha mantenido una relación durante casi diez años, por una cláusula que le agregaron para comprometerla a “no hacer” y “no participar” en un boicot contra Israel o, “de lo contrario, se tomarán las medidas pertinentes por infligir un daño económico” a ese país.

    Para Amawi es desconcertante que el distrito escolar apoye esa cláusula. Foto: The Intercept.

    Si lo suscribía no podía apoyar al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), boicotear los productos producidos en asentamientos ilegales israelíes en la Cisjordania ocupada, ni expresar su respaldo a cualquiera de estas acciones, reseñó The Intercept.

    “Es desconcertante que el distrito escolar no haga nada por deshacerse de esta cláusula y decida proteger la economía de otro país en lugar de proteger nuestros derechos constitucionales en los Estados Unidos”, dijo la maestra.

    Además, consideró que estaría traicionando a los palestinos que sufren bajo una ocupación que cree que es injusta y también “a mis compatriotas estadounidenses al permitir las violaciones de nuestros derechos constitucionales, a la libertad de expresión y a protestar pacíficamente”.

    Por estas razones, Amawi presentó una demanda por violación de su derecho a la libertad de expresión, en virtud de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

    En Texas se promulgó, en mayo de 2017, una ley que prohíbe a las agencias estatales firmar contratos con compañías que boicotean a Israel y, en todo el país, 25 estados más tienen este tipo de norma.

    La campaña del BDS se fundó en 2005. En julio, Estados Unidos manifestó su preocupación por la extensión de este movimiento que apoya la causa palestina ante el bloqueo inclemente impuesto por Israel.

    EEUU. ha financiado a Israel con más de $134 mil millones en ayuda militar desde la Segunda Guerra Mundial

    La ambición armamentista de Israel no se detiene: desarrolla nuevos “misiles ofensivos”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...