• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las recientes elecciones parlamentarias golpearon fuertemente a un numeroso contingente del duopolio político que dominó la escena electoral desde el fin de la dictadura. Al tiempo que el Frente Amplio y otras fuerzas engrosaron su presencia en el parlamento, Chile Vamos y los restos de la Concertación vieron cómo algunos de su dirigentes emblemáticos se quedaban sin una silla en la que creían su casa, el Congreso Nacional.

    Una de las derrotas más visibles fue la del actual presidente del Senado, el DC Andrés Zaldívar, quien perdió ante su camarada de partido Ximena Rincón en el Maule. El “chico” tiene un amplio currículum político, que incluye su presencia a la cabeza de los ministerios de Economía y Hacienda durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva. Incluso, previo al golpe de Estado de 1973, había sido electo senador por Atacama y Coquimbo.

    Tras el fin de la dictadura, Zaldívar se instala en la cámara alta por 16 años en representación de la circunscripción Santiago Poniente. En el primer gobierno de Michelle Bachelet es designado como ministro de Interior y en el año 2010 gana nuevamente una elección senatorial, esta vez por la región del Maule, misma zona en la que no consiguió su reelección, teniendo 81 años.

    Otro democristiano que sale del Senado es Ignacio Walker, quizá castigado por su deslealtad con el gobierno de la Nueva Mayoría, puesto que hizo campaña con las banderas de Bachelet, pero trabajó en el Parlamento para boicotear las tibias reformas impulsadas en esta administración. “Yo no firmé ni suscribí ningún programa y si dije que lo hacíamos propio fue como un acto de lealtad”, declaró en agosto de 2016.

    Ignacio Walker, Camilo Escalona, Jorge Tarud y Fulvio Rossi.

    Uno que intentaba volver pero que recibió un portazo en la cara fue el socialista Camilo Escalona. El dirigente PS es un especialista en el turismo electoral, puesto que ha sido diputado por el extinto distrito de El Bosque, La Cisterna y San Ramón; perdió una disputa senatorial en Santiago Poniente; resultó electo diputado por Lota; entró al Senado en representación de Los Lagos; perdió su escaño en la cámara alta presentándose en el Biobío; y el pasado domingo los electores le impidieron su ingreso al Senado por Aysén.

    En los análisis tras las elecciones, uno de los derrotados más llorados fue el también PS Osvaldo Andrade. El ex presidente de la Cámara de Diputados buscaba la reelección por el distrito 12, que incluye a La Florida y Puente Alto, las comunas fuertes para su candidatura. Sin embargo, Camila Vallejo arrastró a Amaro Labra y, con esto, Andrade quedó fuera de carrera. Sin dudas, la pensión millonaria de su ex esposa, Myriam Olate, le pasó la cuenta a quien fue ministro del Trabajo en la anterior administración bacheletista.

    Otros ex concertacionistas que quedaron con puchero y sin escaño en el Senado fueron Jorge Tarud (apoyado explícitamente por el ex presidente Ricardo Lagos), Aldo Cornejo, Marco Antonio Núñez, Fulvio Rossi (desaforado en el marco del caso SQM) y Andrés Velasco (ex ministro de Hacienda del primer gobierno de Bachelet). En tanto, el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, no alcanzó a subirse a la micro y quedó sin puesto en la cámara baja.

    Los tropezones de la derecha

    En la derecha también hubo drama. En la UDI confiaban a ojos cerrados en la elección de Andrea Molina como senadora por la región de Valparaíso. Incluso, los más confiados apostaban a que arrastraría a otro candidato. Nada más lejano de la realidad, puesto que fue el RN Francisco Chahuán quien concentró una votación de tal magnitud, que pudo llevar consigo al Senado a Kenneth Pugh, que apenas superó el 2%.

    En la misma circunscripción, Lily Pérez no pudo ser reelecta y quedará fuera del Senado tras una nutrida incursión en el Parlamento. Fue diputada por La Florida y candidata perdedora en las disputas electorales por Santiago Oriente y la alcaldía floridana.

    Claudia Nogueira, Andrea Molina y Lily Pérez

    La Araucanía fue un escenario de derrota para dos de los políticos más reaccionarios de la derecha: Gustavo Hasbún y Rojo Edwards. Ambos aspiraban al Senado. El primero siendo diputado por La Florida, pero viajando constantemente a la región que deseaba representar. El segundo es diputado por la zona, pero quiso postular como independiente, luego de renunciar a Renovación Nacional.

    En el caso de los diputados, una de las derrotas más notorias fue la de Claudia Nogueira, quien aspiraba ser reelecta por el distrito que integra Recoleta, entre otras comunas. Los casos que ha enfrentado por fraude al fisco sin duda le pasaron la cuenta. También las movidas de su esposo, el ex alcalde recoletano Gonzalo Cornejo, igualmente investigado por fraude al fisco y por cohecho.

    Felipe Menares Velásquez

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...