• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este lunes, la Corte Internacional de Justicia de La Haya dará lectura al fallo de la demanda boliviana contra Chile, respecto de una eventual obligación de negociar un acceso soberano al Océano Pacífico. En la antesala de la crucial decisión del organismo multilateral, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, descarta que su país renuncie a una salida al mar, incluso si la resolución judicial favorece a Estado chileno.

    “La búsqueda de justicia por parte de Bolivia nunca va a claudicar, nunca va a desaparecer. Por eso es un buen momento para que la Corte dé un camino de solución. No es que la Corte emite su fallo y cerramos la puerta. Bolivia nunca va a renunciar a obtener una salida soberana al mar”, afirma el vicepresidente boliviano.

    Por el contrario, si el tribunal se inclina por su país, García Linera asegura que “Bolivia está preparada para negociar desde mañana”. Sin embargo, para la autoridad del vecino país, la clave en el proceso de negociación que tendría que generarse post fallo consiste en “qué está dispuesto a dar Chile. Bolivia siempre tendrá una respuesta correspondiente a ese ofrecimiento. Veremos qué nos dice Chile ahora. El que tiene que hacer un ofrecimiento es Chile y, en virtud de eso, Bolivia dirá si es suficiente o insuficiente. La posición de Bolivia es que los dos países ganemos”.

    Pese a que la demanda boliviana ante la Corte plantea soberanía, el vicepresidente García Linera sostiene que “hay que entrar al enfoque del concepto soberanía con la mente muy abierta y flexible. El concepto de soberanía westfaliano se ha modificado mucho en el tiempo y nosotros entendemos eso. Con ese ánimo entramos a esta negociación”.

    Otro punto expuesto por el representante del Gobierno boliviano es que un fallo favorable a su país implica que “la Corte marque una ruta, un camino, que pueda terminar es ese resultado en el corto plazo (…) lo decisivo es si establece un camino para resolver este tema que tarde o temprano debe resolverse”.

    “Estoy confiado en que los jueces establecerán una vía de solución”, admitió Álvaro García Linera.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...