• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Mujer mapuche símbolo de oposición a Ralco inspiró a cochraninos que se sienten amenazados por represas de HidroAysén.
    Durante una jornada completa en el Centro Cultural de Cochrane protagonistas de la lucha contra la central Ralco y víctimas de las inundaciones del río Bío Bío entregaron su testimonio a pobladores que hoy reviven lo que ocurrió con las comunidades pehuenche hace casi una década.
    En paralelo, Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia está distribuyendo masivamente en la región documental que muestra los testimonios de personas que refutan la versión oficial de Endesa sobre positivos efectos de centrales hidroeléctricas en las comunidades.


    “Escuchen bien, no caen sus brazos ñañitas (hermanas). Los hombres, los niñitos todos.

    Todos debidamente arriba nomás. ¿Están estudiando ustedes? ¿Qué estudian entonces? ¿Para destruir la tierra madre? No, poh. Para tener fuerza, su madre, su padre. Ahí estamos. Nosotros hicimos harta fuerza allá, ocho mujeres somos nomás. Peleamos con los huevones, los hicimos persignarse. Yo no lo maté a ninguno… ¿por qué había de matarlo? Lamien (hermano) la pelea ganaré para siempre. Ustedes igual lo van a hacer así, lamién. Pero hablen”.

    Sus palabras fueron un ejemplo de fuerza, compromiso con la tierra y la gente, y convicción a toda prueba. Así habló Berta Quintremán, mujer mapuche que resistió hasta el final la avanzada de Endesa España durante el conflicto Ralco, durante el encuentro que el jueves 16 de agosto reunió en el Centro Cultura de Cochrane a unos 60 vecinos de la localidad y pobladores de la cuenca del río Baker y Caleta Tortel. La actividad informativa, cabildo para los organizadores de la ONG Ecosistemas y la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia, fue la oportunidad para que protagonistas tanto de la construcción de la polémica central como de las graves inundaciones del invierno pasado aguas abajo de Pangue transmitieran su experiencia a los ayseninos.

    “Fuerza y energía todos. Cómo van a tener caídos los brazos. Si no hacen fuerza ustedes, vamos a hacer fuerza nosotros. Nehuén, nehuén, fuerza” fue el principal mensaje que Berta Quintremán dio a los patagones, quienes hoy ven cómo lo que ocurrió hace algunos años en Alto Bío Bío se está repitiendo ya no con el pueblo pehuenche, pero sí con muchos colonos y habitantes de Aysén que se sienten amenazados por los proyectos de represas de Colbún y Endesa (HidroAysén) quieren materializar en los ríos Baker y Pascua.

    La ñaña llegó hasta Cochrane acompañada de su hijo, Eduardo Cáceres, quien recordó lo que fue la experiencia de años de lucha ante los poderes políticos y económicos de Chile, cómo se dividieron las comunidades pehuenche por la intervención de la trasnacional y por qué hoy gran parte de los relocalizados que negociaron desde un principio están arrepentidos de no haberse opuesto a las intenciones de la empresa, vivencias que han quedado plasmadas en el recientemente estrenado documental “Mega Represas, Mega Impactos, Mega Verdades” que ya circula por la Región de Aysén. “La experiencia fue buena porque cuando nosotros empezamos fue difícil juntar a la gente y veo que acá están más interesados, más entusiasmados. Entonces, tienen las de ganar, pero deben unirse, ponerse las pilas. En la reunión la mayoría está de acuerdo con que hay que defender el Baker, que no hay que inundar las tierras, que hay que defender lo nuestro. Allá siempre fue minoritario el grupo de quienes lo defendimos, pero acá hay más personas y están más decididas. Además, lo que dice Endesa de que está todo aprobado no es así, y la gente lo sabe y eso da fuerza para mantenerse firme con el fin de parar esto”.

    También se trasladó desde la zona de Los Ángeles el dirigente de El Chequén Luis Cáceres, cuya comunidad fue fuertemente impactada por las inundaciones del río Bío Bío durante el invierno de 2006 y de las cuales culpan a la operación de la central Pangue, también de propiedad de Endesa. Explicó que hasta hoy la empresa se niega a asumir su responsabilidad en las pérdidas económicas y de vidas humanas en el área, apuntando a que “Endesa es muy astuta para llegar a los sectores cuando quiere construir sus represas, en Alto Bío Bío, Ralco y Pangue engañó a la gente. Hoy día los mismos habitantes del sector lo han reconocido así. Yo creo que con la información que recibieron, con los videos, están viendo la realidad. Están viendo cuál es el resultado a posterior”.

    Sus palabras fueron escuchadas atentamente por todos los presentes, particularmente por los pobladores de Caleta Tortel, en la desembocadura del río Baker. El miembro de la Mesa Representativa de la localidad, Luis Gómez, expresó que “esto nos ha abierto los ojos por algunas cosas que nosotros todavía no estábamos viendo. Por ejemplo, los efectos que se generan aguas abajo (de la represa), cómo han sido engañadas las comunidades y eso nos abre los ojos y nos pone mucho más alertas sobre cómo la empresa ha ido interviniendo nuestra comunidad”.

    Los aplausos de la gente y de diversos cursos de la escuela y liceo local que concurrieron a escuchar las exposiciones dieron cuenta del interés de la gente por recibir información. “Me gustó bastante este encuentro, porque hay muchas cosas que nosotros ignorábamos. Pueda ser que continúen para tener más apoyo, porque nosotros no tenemos nada de apoyo acá. Me hizo hasta llorar. Yo voy a rogar y pedirle a mi Dios que nos ayude, que no nos aplasten porque estamos muy desamparados” expresó la pobladora Irene Ibáñez.

    La Negociación

    Un tema que ha cobrado fuerza en Aysén es el de la posible negociación con la empresa. Negociación por parte de los pequeños propietarios directamente afectados, negociación por parte de la región como un todo. El llamado ha venido principalmente de algunas autoridades como el diputado RN Pablo Galilea, el senador de la misma tienda Antonio Horvath e incluso del ex intendente DC Iván Gutiérrez, a quienes las organizaciones locales cuestionan por plantear esta posibilidad sin haber tenido la preocupación de informarse bien respecto de los eventuales perjuicios económicos, sociales y ambientales de un proyecto de la envergadura planteada. “Nadie puede ponerse a negociar sin haberse preocupado en saber qué perdería la región. Eso es una irresponsabilidad” han señalado en Aysén.

    Para los pobladores esta sugerencia también es errónea. “A mí no me parece nada bien, es injusto lo que están haciendo, quieren hacer lo mismo que hicieron en Alto Bío Bío. Pero no es así, pienso que la gente no se va a empezar a entregar tan pronto como quien lleva los capones al matadero” expresó Axel Cárdenas, ribereño del Baker. “No lo encuentro bueno, porque no es bueno empezar a influenciar a la gente con esas cosas. Y con eso se están mostrando que a la gente la están engañando, y esto genera desconfianza, una forma que no es buena para la comunidad” señaló por su parte el concejal de Tortel Calos Mansilla. Lo mismo opinó Orinda Villegas, de Cochrane: “Me parece como tirado de las mechas, porque otra cosa no se puede decir. Porque primero que nada debieran informar a la gente para que si uno dice que está de acuerdo, sea por algo que sabe y no engañarla. Porque hace poquitos días ellos vinieron a presentar un proyecto y fue a puertas cerradas, o sea, nos toman poco y nada en cuenta a la gente de Aysén”.

    Para Juan Pablo Orrego de Ecosistemas y Marco Antonio Díaz de la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia, el cabildo –que duró todo el día- fue un éxito y quedó el compromiso de continuar con estas actividades ciudadanas en el futuro, como respuesta a la imponente avanzada comunicacional y económica que inició HidroAysén en la región y que hace recordar las palabras del abogado Roberto Celedón sobre Alto Bío Bío cuando comenzó a construirse Ralco… “pasó a ser un territorio ocupado por Endesa”.

    El Documental

    En paralelo al cabildo en Cochrane la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia presentó este martes en Coyhaique un documental de 90 minutos en que se profundizan los testimonios de quienes visitaron la localidad, agregando la voz habitantes de Aldea Escolar en Argentina, poblado con altos índices de cáncer y leucemia, que habrían sido generados por la vida del pueblo bajo el tendido eléctrico de la represa General San Martín sobre el río Futaleufú.

    Ante unas 50 personas reunidas en la sala audiovisual de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, el director de la pieza Marco Antonio Díaz explicó la finalidad del audiovisual, el trabajo que han venido realizando con los pobladores de Cochrane y la gira que realizarán por localidades como Villa Cerro Castillo, Villa O’Higgins y Caleta Tortelde, anticipándose al trabajo de “casas abiertas” y presentaciones de concientización que HidroAysén está programando para las próximas semanas en los mismos poblados. Simultáneamente decenas de copias ya están circulando en muchas otras localidades e incluso han solicitadas desde Río Puelo, El Calafate y Bariloche en Argentina.

    “Bien fuerte (el video) respecto de todo el engaño que hace la empresa Endesa a la gente en general, y específicamente a las comunidades indígenas y a algunos pueblos aledaños, a quienes se les hace un daño tremendo matando la naturaleza, la cultura, en fin, todo” expresó David Gómez una vez concluida la presentación.

    Para Rubén Almonacid el tema debe relevarse mucho más. “Este problema sigue siendo un problema local. Hay que transformarlo en un problema nacional. Tenemos que ser capaces de hacer una gran coalición ciudadana y que este problema que aparentemente es de Aysén sea un problema nacional. Y para eso hay que generar acciones políticas”.

    Por último, Raúl Güenteo señaló que la exhibición fue “estupenda, porque tiene una conciencia social increíble y con bases sólidas se muestran cosas realistas, con opiniones de la gente que vivió en los lugares donde pasó esto, donde Endesa se llevó a cabo. Y los resultados que se ven son desastrosos e importantes. Es fundamental conocer la realidad más que recibir folletos, porque la realidad es más cruda”.

    Copias del documental están a disposición en las oficinas de la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia en Cochrane y en la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida en Coyhaique.

    Comunicaciones

    Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...