• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Comerciantes cocaleros realizaron este lunes una marcha, para exigir al Gobierno boliviano un nuevo mercado que esté separado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y para que se cree un centro de acopio para las familias detallistas.

    En la movilización participaron cerca de 5 mil 400 comerciantes, quienes denunciaron que en la zona paceña de Villa Fátima eran víctimas de cobros irregulares de Bs 30, inclusive son afectados los taxistas que trasladan a los detallistas.

    “El pedido que hacemos es por todos los atropellos que sufrimos. Que se genere un centro de acopio respetando los derechos, la Constitución y a la familia detallista”, declaró el ejecutivo del sector, Juan Carlos Serrudo, comerciante a una radio local.

    José Luis Rosas, secretario General de la Federación Nacional de Comerciantes Minoristas en Hoja de Coca al Detalle en Bolivia, indicó que la marcha tuvo como objetivo llegar al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, para pedirle al ministro, César Cocarico,  la creación de un mercado legal paralelo al de Villa Fátima.

    La marcha salió desde el sector del Multifuncional de la Ceja de El Alto hasta el centro paceño, lugar donde se concentraron los comerciantes a tempranas horas.

    “En ningún mercado privado te cobran por consumir un producto, en ningún mercado te cierran las puertas si no quieres pagar. Que los hermanos productores de coca se den cuenta del atropello”, expresó Serrudo al tiempo que dijo: “Cuando nosotros compramos 10 taques (un taque equivale a unas 50 libras) al momento de salir de la puerta del mercado tenemos que pagar Bs 30”, afirmó.

    En las regiones productora de coca entre ellas, los Yungas de la Paz inclusive Irupana, Chulumani, Coripata y La Asunta presentan las mismas dificultades y aseguran que las autoridades que pertnecen al Movimiento Al Socialismo (MAS) efectúan un mal manejo de la coca.

    Este fin de semana, un enfrentamiento entre los pobladores de Irupana y cocaleros tras la toma del edificio edil dejó varios heridos, debido a que los comerciantes solicitaban la salida del alcalde del municipio, Clemente Mamani.

    “Tenemos que hacer de que la gestión municipal no se mezcle con otros temas (…) Si quieren el cargo de alcalde, el 2020 son las elecciones”, manifestó Mamani.

    Asimismo, responsabilizó a los dirigentes de Adepcoca por los hechos de violencia en el municipio y con alertó que se mantiene la tensión en el lugar.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...