• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una protesta de cocaleros de la región del Cusco, al sur de Perú, derivó en enfrentamientos con la Policía, tras bloquear vías de tránsito hacia Quillabamba, capital de la provincia de La Convención y una de las rutas hacia la ciudadela inca de Machu Picchu, según informaron medios de prensa locales.

    Una huelga indefinida fue convocada por la Federación Provincial de Campesinos de La Convención, Yanatile y Lares (Fepcacyl), y secundada desde el pasado martes por cientos de cocaleros que piden al Gobierno elevar el precio de venta de la hoja de coca a la Empresa Nacional de la Coca (Enaco).

    La Policía dispersó a los manifestantes que bloquearon la ruta entre la ciudad de Cusco y Quillabamba, y especialmente la entrada a Santa Teresa, utilizada diariamente por cientos de turistas como acceso alternativo a Machu Picchu.

    Las clases de primaria y secundaria fueron suspendidas en toda la provincia de La Convención para salvaguardar la integridad de los estudiantes y también de las instituciones educativas.

    Los cocaleros exigen recibir de Enaco una remuneración de 150 soles (unos 45,5 dólares) por arroba (11,5 kilos), en lugar de los precios establecidos hasta ahora, que oscilan entre los 85 y 110 soles (entre 25 y 33 dólares).

    Enaco es la única empresa peruana autorizada para la comercialización de la hoja de coca y sus derivados, encargada de acopiar las cosechas en las zonas tradicionales donde se ha hecho uso de esta planta desde épocas prehispánicas.

    La compañía intenta ser un contrapeso legal al narcotráfico, que hasta el año pasado pagaba un promedio de 117 soles por arroba de hoja de coca seca para elaborar cocaína, según el informe más reciente de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

    Otra de las demandas de los cocaleros es la permanencia de la Universidad Nacional Intercultural de Quillabamba (UNIQ), cuya ley de creación fue declarada inconstitucional en agosto pasado por el Tribunal Constitucional, que dio de plazo hasta final de 2019 al Gobierno y al Congreso para adecuar la norma al marco legal.

    El Tribunal consideró que la UNIQ perjudicó a la Universidad San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC), al haber sido creada sin los informes favorables del Ministerio de Economía y Finanzas, ni del Congreso.

    La UNIQ cuenta con más de 200 estudiantes porque se creó sobre la base de las facultades de Agronomía Tropical, Ingeniería de Industria Alimentaria y Ecoturismo que antes constituían la filial de la UNSAAC.

    Cultivo de coca deforestó más de 2 millones de hectáreas de bosque en Perú

    Viaje al corazón de la coca

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...