• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupos defensores de los pueblos indígenas de la etnias centroamericanas solicitó que aquellos niños inmigrantes que han sido separados y detenidos en la frontera de Estados Unidos con México, sean reunidos con sus padres o familiares.

    La organización no gubernamental ‘International Native Tradition Interchange’ (INTI), un conglomerado de comunidades indígenas de América Latina y Norteamérica, que desde 2004 sirve de asesor al Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó este lunes a la comunidad internacional ayuda para a resolver este problema que puede no restringirse a un asunto migratorio o consular.

    La directora ejecutiva de INTI, Rocío Velandia, hizo un llamado “urgente” a la ONU, UNICEF, Amnistía Internacional, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), y los gobiernos de los países del mundo, “porque la detención de estos niños es un crimen de lesa humanidad que involucra a niños muy pequeños y de manera masiva”, dijo Velandia.

    “Es una violación internacional de derechos humanos; de los convenios de los derechos de los niños y de los convenios sobre los pueblos indígenas. A nosotros nos protege el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre pueblos indígenas y tribales. También nos ampara la Declaración de los Pueblos Indígenas de la ONU”, dijo Velandia.

    La activista, quien es también de origen indígena –de la etnia güitoto del amazonas- dirigió su llamado directamente a los gobiernos de Honduras, Guatemala, El Salvador y México, para que involucren a sus misiones permanentes ante la ONU.
    “Para nosotros es muy urgente que los gobiernos no traten este tema solamente a nivel consular, porque los consulados trabajan con asuntos de inmigración, de documentos y pasaportes. Esto es un tema internacional de violación de los derechos humanos y de violación de la convención de los derechos de los niños, que casualmente el Gobierno de los EEUU nunca ha ratificado o firmado”, enfatizó la mujer, quien tiene más de 25 años trabajando con la ONU.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...