• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.



    Las comunas de Nueva Imperial, Carahue y Curarrehue son hasta ahora las más afectadas por los temporales de lluvia que han afectado a Wallmapu desde hace una semana. Un muerto, 17 mil damnificados, 1.800 viviendas con algún tipo de daño, caminos y puentes cortados, es el último balance que hizo la Onemi sobre los estragos que ha causado el frente de mal tiempo que afecta a la región del Bío bío y a la Araucanía, principalmente.


    Como María Florentina García Traipe (63) fue identificada la mujer mapuche que falleció debido al derrumbe de un cerro en el sector rural de Coi Coi, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Carahue. Según informó Carabineros, la malograda mujer se encontraba alimentando algunos animales, cuando sorpresivamente se produjo un desplazamiento de tierra que la aplastó y le produjo la muerte. Las tareas de rescate del cuerpo fueron dificultosas por el mal estado de los accesos al lugar donde se produjo el fatídico hecho.
    Se trata de la primera víctima fatal tras varios días de fuertes precipitaciones y vientos en Wallmapu (País Mapuche), que han arrojado además un saldo de once mil personas aisladas y cerca de 17.000 damnificados, cifra que aumenta con el paso de las horas. Los afectados han sufrido daños en las techumbres de sus viviendas y la inundación de éstas, que se han desplazado desde sus lugares de origen. El sistema frontal, que se mantendría hasta el miercoles de la presente semana, se ha hecho sentir y ha provocado numerosos anegamientos y derrumbes de terrenos.
    Debido a las intensas precipitaciones, el Comité Regional de Emergencia, encabezado por la Intendenta Regional, Nora Barrientos, decretó ayer lunes Alerta Amarilla en la provincia de Cautín y se suspendieron las clases en Gorbea, Imperial y Chol Chol. Según estimaciones hechas por el seremi de Obras Públicas, Alfredo Vallejos, los daños en la región se estimarían en aproximadamente 500 millones de pesos, pudiendo verse aumentada esta apreciación al concluir el fenómeno climático.

    Crecidas y desbordes

    En Labranza, el aumentado caudal del Gibbs alimentó al estero Botrolhue de tal forma que 1.500 familias vieron sus casas inundadas en pocos minutos. Los sectores Nueva Ilusión, Los Copihues y Padre Hurtado, además del sector Los Pinos donde están los comités Villa San Cristobal, Los Conquistadores, Villa Labranza, Villa Los Lirios y Villa Navidad debieron ser evacuados entre camiones municipales. Mientras que el conocido puente Zanahoria colapsada conforme pasaban los minutos.
    El desborde de río Chol Chol ha generado una serie de problemas en la comuna de Imperial. Su alcalde, Manuel Salas, afirmó que hay problemas en la ruta por derrumbes, desbordes y que hay sectores aislados y miles de hectáreas bajo el agua. Todavía se está evacuando gente producto del desborde del río y un helicóptero va a la zona para ayudar en las tareas que se desarrollan a esta hora para que el sector vuelva a la normalidad. Se necesita ayuda de víveres, frazadas y una serie de elementos. La autoridad comunal afirmó que es necesario que se declare emergencia en la provincia de Cautín, lo anterior, para una mejor canalización de los recursos a la zona.
    El edil de Carahue, Héctor Figueroa confirmó que en su comuna la situación era dramática ya que incluso se han producido el derrumbe de cinco viviendas; “lo que hacía muchos años que no habíamos visto algo así. El principal problema de nosotros es que muchas viviendas están construidas en laderas, como lo que ocurre en Villa Esperanza y Villa Damas”. Además están cortados los caminos que unen esta localidad con Catripulli, Trancul, Coi Coi, Nehuentúe, entre otros, por derrumbes.

    Sector cordillerano

    Carmela Hortensia, del sector Millelche de Freire, entre llantos, dijo que “estoy perdiendo toda mi producción (de flores) y nadie me está ayudando. Mi pozo se llenó de mugre por el estero y si sigue así va a arrastrar con todo”. Según vecinos, otros problemas similares se han observado en Curarrehue, debido a la crecida del río Liucura, que ha cortado el camino internacional en distintos puntos, lo que impide el paso de vehículos tanto de conexión de esta ciudad con el lado chileno o hacia Argentina, en particular en el área de Palguín Bajo.
    El agua ha sobrepasado también el nivel en el puente Catripulli, lo que impide el paso de vehículos menores, especialmente en el lado norte a unos 10 kilómetros . En Bomberos de Catripulli se determinó acuartelar a los voluntarios debido a la crecida del río Trancura, debiéndose evacuar a una docena de familias para reubicarlos en casa de familiares.
    En otros sectores afectados se han producido cortes de ruta, como en Nueva Imperial y Puerto Saavedra, debido a que el agua ha sobrepasado las vías en varios sectores, dejando ambas localidad en calidad de aislados. Ricardo Tripainao, alcalde de Puerto Saavedra, dijo que los sectores Los Notros y Puente Fierro se ha observado derrumbe de tierras que han cortado el camino y en la localidad de Puerto Domínguez por la crecida del estero Boyeco.
    En otras ciudades como Villarrica y Pucón, también se han visto sectores urbanos anegados por el colapso de los ductos de alcantarillado. En la ciudad lacustre, el alcalde, Carlos barra confirmó que se ordenó el acuartelamiento de los voluntarios y precisó que lo ”más complicado es en el tramo que nos une con Curarrehue, pero ya estamos trabajando en ello y se están habilitando albergues por si hay que sacar personas desde sus casas”. En la ruta Villarrica a Freire, en tanto, se han detectado al menos 30 puntos con agua en la ruta, lo que obliga el tránsito con extremo cuidado.
    En Temuko, una treintena de sectores también han sufrido la amenaza de anegamientos de viviendas por la crecida de las aguas en las calles, en particular en lo corresponde a los sectores de Pueblo Nuevo, Amanecer, Santa Rosa y Lanín. En Nueva Toltén, los problemas se han registrado particularmente en el acceso sur, en lo que corresponde a los sectores Maquehue, Sonia Huenchual, Ranquilco, Pidén, Curaco, debido al desborde del río Pidén. En total hay alrededor de 35 familias aisladas.
    Para abordar la situación de emergencia, una intrincada agenda tuvieron ayer las autoridades del agro en la zona, debiendo recorrer la región para conocer más detalladamente la situación real que se estaba viviendo. David Jouanett, seremi de Agricultura IX Región, explicó que los sectores que se verían mayormente afectados con la abundante presencia de aguas lluvias son las praderas, los cereales y las papas, lo que se pudo constatar claramente en cientos de hectáreas inundadas durante la jornada de ayer.
    Según indicó la autoridad, los mayores daños estarían focalizados en el sector costero de la región, donde las cuencas hidrográficas de Wallmapu finalmente vienen a desembocar. De hecho, para mañana se espera la visita del subsecretario de Agricultura, Reinaldo Ruiz, quien recorrerá la zona para evaluar posibles medidas en favor de los productores más afectados / AZ

    www.azkintuwe.org

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...