• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una nueva víctima enluta a los movimientos sociales colombianos, al confirmarse el asesinato de José Víctor Ceballos Epinayu, líder índígena wayúu y docente, atacado con un arma de fuego este martes 19 de febrero cuando salía de su casa a cumplir con su deber como educador.

    El líder de 36 años de edad, miembro activo del movimiento indígena Nación Wayúu, fue  atacado en el departamento Ríohacha y se convierte en el número 18 asesinado en 2019. El activista venía denunciando amenazas contra su vida y la de algunos integrantes del movimiento al cual pertenece.

    Recientemente, Ceballos exigió al gobierno de Iván Duque y a la comunidad internacional que actúe de forma eficaz frente a las agresiones que se cometen contra líderes sociales, tomando en cuenta que desde que asumió como presidente, en agosto de 2018, se han cometido por lo menos 35 asesinatos de activistas.

    Por medio de un comunicado, Nación Wayúu rechazó el crimen del activista. “Como ONG de derechos humanos, rechazamos este vil asesinato contra el docente y exigimos a los entes de control nacional e internacionales acciones contundentes frente a los asesinatos en serie de nuestros líderes sociales e indígenas”, afirmaron.

    Entretanto, los integrantes de la etnia Wayúu rechazaron el asesinato e indicaron a medios locales que la guerra que se vive en Ríohacha está acabando con los defensores de su territorio y su cultura milenaria, aunque ellos solo tratan de evitar que el narcotráfico se apodere de su entorno.

    La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció la falta de garantías para el ejercicio del derecho a exigir y defender los territorios ancestrales en Colombia. Destacan que los pueblos indígenas que han resultado más afectados por el incremento de la violencia son las étnias Wayúu, Nasa y Awá.

    José Víctor Ceballos Epinayu, líder índígena wayúu y docente. Foto: Web

    Asesinato sistemático

    Los defensores de derechos humanos llaman al Gobierno a tomar medidas ante el asesinato sistemático de líderes sociales, el cual ha aumentado tras la firma del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

    De acuerdo con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en 2018 se registraron 252 muertes de líderes sociales y defensores de derechos humanos. Estos hechos son materia de investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación.

    Según el Indepaz, quienes más han muerto, hasta ahora, son líderes campesinos, ambientalistas y comunales. Les siguen líderes indígenas y del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de uso Ilícito.

    A propósito de los asesinatos, la Comisión de Paz del Senado condenó la semana pasada los asesinatos a líderes sociales registrados este año en el país, exhortando al Gobierno a evitar que el número de homicidios siga siendo una constante en 2019.

    (Video) Asesinan a otro dirigente social en Colombia, el octavo del año

    ONU pide a Colombia frenar los asesinatos de dirigentes sociales

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...