• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Luego del escándalo protagonizado por Facebook en el que se filtraron datos de muchos usuarios en las redes, fueron muchos los que decidieron abandonar la red social y otros los que quedaron bastante desconfiados.

    Es por eso que es mejor saber hacia dónde van los datos que estos lugares recogen, y cómo funcionan en relación a los datos personales que tú compartes.

    Redes sociales

    ¿Qué recogen?

    Facebook recoge todo lo que escribes, compartes, a lo que le das ‘me gusta’, lo que consultas, la identidad de los usuarios con los que interactúas o la geolocalización.

    A su vez, Instagram y WhastApp -filiales de Facebook-, hacen lo mismo. En menor medida lo hacen Snapchat y Twitter.

    Si el usuario autoriza, Facebook puede buscar la información de los sitios de internet en los cuales la persona ha navegado mientras está conectado a la red social.

    Datos que vende

    Según Facebook, ellos no venden a sus clientes anunciantes los datos personales identificables o los datos agregados, pero lo que sí venden es la posibilidad de que el anunciante llegue a los usuarios. “Facebook no está en el negocio de la venta de datos, está en el de la venta de píxels”, asegura Ryan Matzner, cofundador de Fueled, una empresa que crea aplicaciones para clientes.

    Por su parte, Twitter vende los tuits o el acceso a un motor de búsqueda interna para ver todos los mensajes publicados en un periodo de tiempo.

    ¿Qué comparten?

    Gran parte de las redes sociales dan la posibilidad a las compañías externas que crean aplicaciones, de que se nutran de la explotación de datos de usuarios en redes sociales.

    Facebook comparte tu parte pública que es el nombre, el apellido y la foto. Según señala Matzner esto no requiere autorización, pero lo que sí la necesita es cuando se usa el resto de la información.

    Los datos bancarios o de pago que posee Facebook están fuera de límites. Sin embargo, Matzner indica que “muchas cosas que eran posibles hace cinco, seis o siete años ya no lo son porque Facebook era más abierto en esa época”.

    Cuando los datos son recabados por estas aplicaciones externas, lo que puede hacer Facebook al respecto escapa de sus manos.

    “Es como aplicar una regla sobre la cual Facebook no tiene jurisdicción o interés. Y no hay herramientas (para recuperarlas), aunque alguien lo prometa”, explica Chirag Shah, especialista en datos en las redes sociales.

    “Cuando alguien accede a esos datos, Facebook no tiene manera de saber lo que harán con ellos”, agrega Matzner, apuntando a que “Solo pueden creer en su palabra. Es como enviar un correo electrónico y preguntarse qué hará con él el destinatario. No lo sabes”.

    Motores de búsqueda

    ¿Qué recogen?

    Los principales motores de búsqueda son Google, Yahoo! (grupo Oath) y Bing (Microsoft) y recogen todas las búsquedas, la geolocalización y todos los datos consultados.

    Estos buscadores pertenecen a gigantes de internet, por lo que es a través de los datos recogidos por los motores, sumado a los que recaban los grupos, que generan un perfil mucho más preciso del usuario.

    “No precisas decirle a Google tu edad o tu sexo”, explica Shah y agrega: “Pueden determinarlo gracias a una multitud de otros factores”.

    ¿Qué venden?

    Al igual que las redes sociales, los ingresos de estos motores provienen en gran parte de la publicidad.

    Los motores de búsqueda no venden datos, pero sí venden el acceso a un consumidor con características muy precisas, pues gracias a los datos recogidos logran armar perfiles específicos.

    En el caso de Google, todas las búsquedas y contenidos vistos en YouTube -su filial- también son usados. De hecho, hace un tiempo explotaba el contenido de los correos electrónicos de Gmail, sin embargo, hace un tiempo anunciaron que no lo harán más.

    ¿Qué comparten?

    Dejan la puerta abierta para otros programadores, aplicaciones y redes sociales.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...