Campesinos atacameños defienden y rescatan su agricultura e identidad

campesinos-atacameños

 

Los membrillos y uvas de Toconao, las tunas de Caspana y las manzanas de Paniri felices esperan el aniversario de Calama y se exhiben en ferias y exposiciones, ya que contaron con el agua necesaria para su existencia. Esto, gracias al trabajo y esfuerzo de los agricultores de estas localidades, porque realizaron trabajos de limpieza y remoción de escombros para prontamente restablecer el riego necesario para la vida de estos productos y otros que se dan en la zona.

Fue así que en un esfuerzo público y privado lograron despejar los canales de grandes rocas, remover el lodo y ubicar mangueras para evitar su pérdida y estar presente en la capital provincial deleitando las mesas de los loínos. El presidente de la Asociación de Agricultores y Regantes de Toconao, Alberto Santiago Espíndola, manifestó que “fueron muchos los huertos que sufrieron daños y ahora requieren trabajos en la que la mano de obra será fundamental para levantarla nuevamente”.

Apartadas localidades que desarrollan agricultura, conservando las tradiciones y costumbres intactas de los primeros habitantes que estuvieron en la zona, manteniendo viva la cultura atacameña. Largos ductos de canales interrumpidos por el barro y anegamiento, rotura de las paredes de estanques y embancamientos que no detuvieron a estos esforzados productores que a diario luchan para mejorar su calidad de vida y las de sus familias para brindarles mejores oportunidades de vida.

Violentos aludes

Apenas comienza febrero en la alta cordillera las tormentas y lluvias se vuelven más intensas y caen con violencia en la precordillera, llevándose todo a su paso, amenazando la agricultura atacameña. Un año más que estos hermosos poblados deben contener grandes volúmenes de agua, piedras y árboles hasta que colapsan, debiendo ser observadores de un escenario dantesco que no quieren volver a ver en sus pueblos.

Es por esto que apenas se registran estos hechos, profesionales del Ministerio de Agricultura, por medio de los programas en alianza con las municipalidades de San Pedro de Atacama y Calama monitorearon y registraron los daños, canalizando las demandas de los agricultores. Maquinaria pesada inicia labores de despeje a cargo del Ministerio de Obras Públicas que con la ayuda de la empresa privada y los mismos afectados recuperaron el legado de los ancestros, guardado por años en éstas áridas tierras del desierto más seco del planeta.

Son estos organismos estatales que unido a los servicios de INDAP, la Seremía de Agricultura, el SAG, CONAF y la Dirección de Obras Hidráulicas que recabaron toda la información en terreno y elaboraron informes para los comités de emergencia. Para desde éstas instancias evaluar las ayudas y apoyos que requieren, iniciando los procesos de declaración de emergencia agrícola y materializar lo antes posible la entrega de materiales y herramientas que permitan paliar esta situación.

Emergencia

De acuerdo a lo que disponen los procedimientos, el primero en salir en apoyo directo de la agricultura fue INDAP, quien gestionó la emergencia y dispuso la entrega de un bono de 200 mil pesos a los afectados e integrantes de sus programas. La directora de INDAP de la Región de Antofagasta, Jannette Araya Villarroel, expresó que “al servicio le corresponde llegar de manera inmediata a solucionar los problemas más urgentes que tengan las comunidades”.

Es así, agrega la autoridad regional del agro que “en Toconao y Caspana entregamos una bonificación por las pérdidas, lo cual les significó incurrir en gastos que no tenían contemplados y en Paniri con la entrega de cinco motobombas”. Araya, añadió que “con estas máquinas podrán succionar el agua para el riego, además de apoyarles en la gestión con la Dirección de Obras Hidráulicas para intervenir la vertiente”.

Con todo esto concluyó que “se está llegando de manera oportuna, habilitando las zonas de cultivo y sus respectivo riego que es lo que más les apremiaba a los agricultores”. Por su parte en forma paralela la Secretaría Ministerial de Agricultura de la Región de Antofagasta, gestiona otros recursos para la recuperación de suelos y otras labores necesarias para mantener la agricultura de la región.

El seremi de Agricultura, Jaime Pinto Flores, indicó que “este gobierno tiene una impronta y un sello distinto, combatiendo la desigualdad, llegando con ayuda concreta a estas alejadas localidades para seguir desarrollando la Agricultura Familiar Atacameña. Pinto, enfatizó que esto responde al mandato de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet y el intendente Valentín Volta de estar en terreno, dando una respuesta a las necesidades de la gente en constante diálogo y cercanía para así romper con la desigualdad y construir un Chile rural inclusivo.

De esta manera, la presidenta de la Comunidad de Cupo, Sara Berna, presente en la entrega de las motobombas en Paniri, señaló que la Seremía de Agricultura e INDAP, cumplieron con lo comprometido en sus primeras reuniones. Ahora, agregó la dirigente que “esperamos que se siga trabajando en conjunto a favor de la agricultura e identidad de nuestros pueblos”.

 

4,170,907FansMe gusta
115,705SeguidoresSeguir
290,258SeguidoresSeguir
16,270SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Argentina tendrá una liga profesional de fútbol femenino

Casi noventa años después de que se fundara una liga profesional de fútbol en Argentina para hombres, habrá una de mujeres, así lo determinó...