• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Como un éxito fue catalogada la multitudinaria marcha organizada el 12 de octubre por las organizaciones Aymaras, apoyadas por distintas grupos sociales que se suman a la causa indígena.


    petcoke
    Con pancartas y lienzos alusivos a las demandas históricas que han tenido los pueblos indígenas, como la “Ratificación al convenio 169”, o la “Libre determinación de los pueblos; los manifestantes expresaron nuestro sentir en sus gritos: “En este país no existe igualdad existe racismo, vergüenza nacional”.
    Richard Fernández, Consejero Nacional Aymara de la comuna de Arica, destacó en su discurso, “Hoy a más de 500 años del descubrimiento de América, los pueblos indígenas de Chile hemos presentado múltiples propuestas orientadas a mejorar la situación de los pueblos indígenas, sin embargo el Estado y los partidos políticos se resisten sistemáticamente a reconocer a los pueblos indígenas y sus derechos”. La resistencia de la clase política se manifiesta en la imposición de la negación con los pueblos indígenas, situación que lo aleja de la comunidad internacional en materia de derechos indígenas y de la evolución del derecho internacional. Resulta inadmisible que los chilenos y los pueblos indígenas, sigamos regidos por una constitución política de origen dictatorial, totalmente anticuada y que niega a nuestros pueblos.
    Ángel Bolaños, representante del consejo Autónomo Aymara, señaló, “Le pedimos a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, que apoye la declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, que se discutirá en pocos días en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Este Instrumento Internacional es de enorme importancia, ya que en ella se reconoce nuestro status de Pueblo, y un conjunto de derechos de carácter colectivo – políticos, territoriales y culturales -, que a la fecha no han sido reconocidos por parte de los Estados. Por lo mismo, su aprobación implica el inicio del reconocimiento de nuestros derechos humanos fundamentales, tanto en el orden internacional como a nivel interno de los Estados”.
    Gustavo Rodríguez, Presidente de la Asociación de Estudiantes de Pueblos Indígenas (AESPO), expresó, “El gobierno no ha recogido las recomendaciones de organismos internacionales, tales como el informe del Relator para los asuntos indígenas de la ONU, la Federación Internacional de Derechos Indígenas, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU y otros organismos nacionales e internacionales. Al contrario, ha hecho oídos sordos y no ha acogido ninguna recomendación”.
    La nota cómica la aportó un grupo de manifestantes vestidos de verdugos (KKK), y curas, que ironizaron la llegada de los españoles con la espada y la Biblia. El primer verdugo representaba a los partidos políticos, CONADI y las transnacionales.
    Los representantes de las organizaciones aymaras agradecieron la participación de las organizaciones y grupos que solidarizaron en esta marcha, como la Garra Blanca de Colo Colo en Arica, la Coordinadora Continental Bolivariana, Grupo Anarquista y a los estudiantes, entre otros.

    Como un éxito fue catalogada la multitudinaria marcha organizada el 12 de octubre por las organizaciones Aymaras, apoyadas por distintas grupos sociales que se suman a la causa indígena.
    Con pancartas y lienzos alusivos a las demandas históricas que han tenido los pueblos indígenas, como la “Ratificación al convenio 169”, o la “Libre determinación de los pueblos; los manifestantes expresaron nuestro sentir en sus gritos: “En este país no existe igualdad existe racismo, vergüenza nacional”.
    Richard Fernández, Consejero Nacional Aymara de la comuna de Arica, destacó en su discurso, “Hoy a más de 500 años del descubrimiento de América, los pueblos indígenas de Chile hemos presentado múltiples propuestas orientadas a mejorar la situación de los pueblos indígenas, sin embargo el Estado y los partidos políticos se resisten sistemáticamente a reconocer a los pueblos indígenas y sus derechos”. La resistencia de la clase política se manifiesta en la imposición de la negación con los pueblos indígenas, situación que lo aleja de la comunidad internacional en materia de derechos indígenas y de la evolución del derecho internacional. Resulta inadmisible que los chilenos y los pueblos indígenas, sigamos regidos por una constitución política de origen dictatorial, totalmente anticuada y que niega a nuestros pueblos.
    Ángel Bolaños, representante del consejo Autónomo Aymara, señaló, “Le pedimos a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, que apoye la declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, que se discutirá en pocos días en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Este Instrumento Internacional es de enorme importancia, ya que en ella se reconoce nuestro status de Pueblo, y un conjunto de derechos de carácter colectivo – políticos, territoriales y culturales -, que a la fecha no han sido reconocidos por parte de los Estados. Por lo mismo, su aprobación implica el inicio del reconocimiento de nuestros derechos humanos fundamentales, tanto en el orden internacional como a nivel interno de los Estados”.
    Gustavo Rodríguez, Presidente de la Asociación de Estudiantes de Pueblos Indígenas (AESPO), expresó, “El gobierno no ha recogido las recomendaciones de organismos internacionales, tales como el informe del Relator para los asuntos indígenas de la ONU, la Federación Internacional de Derechos Indígenas, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU y otros organismos nacionales e internacionales. Al contrario, ha hecho oídos sordos y no ha acogido ninguna recomendación”.
    La nota cómica la aportó un grupo de manifestantes vestidos de verdugos (KKK), y curas, que ironizaron la llegada de los españoles con la espada y la Biblia. El primer verdugo representaba a los partidos políticos, CONADI y las transnacionales.
    Los representantes de las organizaciones aymaras agradecieron la participación de las organizaciones y grupos que solidarizaron en esta marcha, como la Garra Blanca de Colo Colo en Arica, la Coordinadora Continental Bolivariana, Grupo Anarquista y a los estudiantes, entre otros.

    Como un éxito fue catalogada la multitudinaria marcha organizada el 12 de octubre por las organizaciones Aymaras, apoyadas por distintas grupos sociales que se suman a la causa indígena.
    Con pancartas y lienzos alusivos a las demandas históricas que han tenido los pueblos indígenas, como la “Ratificación al convenio 169”, o la “Libre determinación de los pueblos; los manifestantes expresaron nuestro sentir en sus gritos: “En este país no existe igualdad existe racismo, vergüenza nacional”.
    Richard Fernández, Consejero Nacional Aymara de la comuna de Arica, destacó en su discurso, “Hoy a más de 500 años del descubrimiento de América, los pueblos indígenas de Chile hemos presentado múltiples propuestas orientadas a mejorar la situación de los pueblos indígenas, sin embargo el Estado y los partidos políticos se resisten sistemáticamente a reconocer a los pueblos indígenas y sus derechos”. La resistencia de la clase política se manifiesta en la imposición de la negación con los pueblos indígenas, situación que lo aleja de la comunidad internacional en materia de derechos indígenas y de la evolución del derecho internacional. Resulta inadmisible que los chilenos y los pueblos indígenas, sigamos regidos por una constitución política de origen dictatorial, totalmente anticuada y que niega a nuestros pueblos.
    Ángel Bolaños, representante del consejo Autónomo Aymara, señaló, “Le pedimos a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, que apoye la declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, que se discutirá en pocos días en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Este Instrumento Internacional es de enorme importancia, ya que en ella se reconoce nuestro status de Pueblo, y un conjunto de derechos de carácter colectivo – políticos, territoriales y culturales -, que a la fecha no han sido reconocidos por parte de los Estados. Por lo mismo, su aprobación implica el inicio del reconocimiento de nuestros derechos humanos fundamentales, tanto en el orden internacional como a nivel interno de los Estados”.
    Gustavo Rodríguez, Presidente de la Asociación de Estudiantes de Pueblos Indígenas (AESPO), expresó, “El gobierno no ha recogido las recomendaciones de organismos internacionales, tales como el informe del Relator para los asuntos indígenas de la ONU, la Federación Internacional de Derechos Indígenas, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU y otros organismos nacionales e internacionales. Al contrario, ha hecho oídos sordos y no ha acogido ninguna recomendación”.
    La nota cómica la aportó un grupo de manifestantes vestidos de verdugos (KKK), y curas, que ironizaron la llegada de los españoles con la espada y la Biblia. El primer verdugo representaba a los partidos políticos, CONADI y las transnacionales.
    Los representantes de las organizaciones aymaras agradecieron la participación de las organizaciones y grupos que solidarizaron en esta marcha, como la Garra Blanca de Colo Colo en Arica, la Coordinadora Continental Bolivariana, Grupo Anarquista y a los estudiantes, entre otros.

    Hortencia Hidalgo C.
    www.rebelion.org

    La autora es miembro del Consejo Autónomo Aymara.

    La autora es miembro del Consejo Autónomo Aymara.

    La autora es miembro del Consejo Autónomo Aymara.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...