• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Juana Ramírez, mejor conocida como La Avanzadora, fue una heroína de la gesta independentista venezolana.

    Cuenta la historia que esta mujer condujo un contingente de guerreras del lado de los patriotas. Su ímpetu la hizo atravesar el campo enemigo en medio de una ráfaga de balas.

    Con recio gesto le quitó la espada a un realista caído, alzó la espada con gesto libertario y desde ese momento siempre avanzaba en el campo de batalla.

    Juana Ramírez, mejor conocida como La Avanzadora. Imagen Web.

    Juana Ramírez nació el 12 de enero de 1790 en Chaguaramal, cerca de Maturín, actual estado Monagas. Por ello se conmemoran 229 años de su nacimiento.

    Ramirez era hija de una esclava de origen africano y se dice que su padre fue el general Andrés Rojas o de su hermano José Francisco, miembros de la familia que era dueña de su madre.

    La pequeña Juana fue liberada y criada bajo la protección de Doña Teresa Ramírez de Valderrama quien, además, le dio su apellido.

    Hizo su vida en Maturín donde trabajaba como lavandera, antes de unirse al ejército patriota.

    El 25 de mayo de 1813 Juana Ramírez enfrentó al ejército Realista de Domingo Monteverde, al guiar un grupo de mujeres en Sabana de Alto de los Godos, al oeste de Maturín.

    En la avenida Bolívar de Maturín se le rinde honor con un monumento póstumo. Foto Web.

    Fue una batalla numéricamente desigual, los patriotas apenas superaban los 1.000 guerreros y guerreras, pero lograron vencer el numeroso ejército de Monteverde.

    Juana Ramírez fue llamada “La Avanzadora” por comandar exitosamente la unidad de artillería femenina que se ubicó en la actual Plaza Piar de Maturín, debían ocuparse de apertrechar los cañones, visualizar al enemigo, trasladar a los heridos a lugares seguros y atenderlos, cuidar a los niños y los ancianos.

    Una vez terminada la guerra, se casó con un militar patriota y tuvo una hija a quien legó los aires de libertad.

    Juana Ramírez murió en 1856 en Guacharas, en el actual estado Monagas. Su sepulcro fue señalado con unos cardones que sembraron. En 1975 fue construido y declarado Santuario Patriótico Distrital, y en 1994 declarado Santuario Patriótico Regional.

    En la avenida Bolívar de Maturín se le rinde honor con un monumento póstumo.

    A partir del 23 de octubre de 2015 los restos simbólicos de Juana Ramírez La Avanzadora fueron llevados al Panteón Nacional de Venezuela, donde reposan los restos de los máximos héroes de la independencia del país suramericano.

    Otras notas de interés:

    Mujeres protagonizan manifestaciones masivas en rechazo a Bolsonaro

    Concierto de la Orquesta de Mujeres cerrará Encuentro Plurinacional de Mujeres que Luchan

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...