• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Cerca de un centenar de mujeres de la pesca artesanal de Chile, más algunas invitadas extranjeras, participaron con gran entusiasmo en el Primer Encuentro de la Mujer de la Pesca Artesanal y Acuicultura en Pequeña Escala, realizado en Valparaíso.


    Varios hitos se marcaron en el Primer Encuentro Internacional de Mujeres de la Pesca Artesanal y Acuicultura en Pequeña Escala, efectuado en Valparaíso el pasado 27 y 28 de noviembre.

    Hacía cinco años que la mujeres de la pesca artesanal chilena no se reunían, lo que de por sí ya era un hecho significativo. Además, hubo una importante presencia de mujeres de otros países, principalmente centroamericanas, que compartieron sus vivencias y experiencias.

    Sin embargo, el hecho más relevante fue que por primera vez en Chile, una mujer había sido elegida para presidir la mayor organización de pescadores artesanales del país: la Conapach.

    Había motivos de sobra para celebrar este encuentro, aunque como dijo María Torres, secretaria general de la Federación de pescadores artesanales y gente de mar, Fepamar de la VIII región, “esperamos que esta actividad no sea sólo para vernos y conocernos, sino que para elaborar propuestas y construir juntas”.

    Y así se desarrollaron las dos intensas jornadas, que incluyeron exposiciones y presentaciones de experiencias y un productivo trabajo grupal que quedó reflejado en las conclusiones presentadas a la plenaria.

    Diversos aspectos aparecieron en ellas, según lo que relató Adelaida Arriaza, presidenta del sindicato Chaihuin de Valdivia.

    Uno que se repitió con fuerza fue el limitado acceso a la información que expresan las mujeres. Esto se refiere a toda aquella información que les sirva para su desarrollo como pescadoras artesanales. Su propuesta en este sentido apuesta a general mecanismos oportunos y variados para superar esta falencia.

    Otro tema que surgió fue la existencia de una normativa genérica que no reconoce las particularidades, algo que piensan debe superarse.

    Otros aspectos mencionados se refieren a la falta de reconocimiento de la actividad de las encarnadotas, que no están reconocidas en el registro pesquero artesanal.

    También reclamaron por la excesiva y larga tramitación y la falta de participación en mesas de trabajo para la generación de normativas

    Además, consideran que hay poca fiscalización, problemas para el acceso a la infraestructura portuaria y falta de participación en la generación de proyectos.

    Otro aspecto planteado es la necesidad de actualizar el registro pesquero y revisarlo en detalle.

    Pero las mujeres también apuntaron a problemas sociales y transversales que cruzan su quehacer como la educación para sus hijos, los problemas de violencia intrafamiliar, drogadicción y alcoholismo, planes de nivelación de estudios y capacitación para las mujeres de la pesca artesanal.

    Hubo grandes coincidencias en las conclusiones y propuestas planteadas por las mujeres de otros países que participaron activamente en la jornada.

    Similares problemas

    Marta Piñeiro de Argentina, se encargó de resumirlas. Básicamente éstas apuntan a:

    Acceso a capacitación en tecnología y a la tecnología propiamente dicha, para las comunidades de pescadores y especialmente las mujeres.

    En el mismo sentido, se pide reconocimiento al valor y aporte del trabajo de la mujer, sea como ama de casa, como compañera del pescador, como asesora, como administrativa, como encarnadora.

    Asimismo, agilizar la tramitación y disminuir burocracia, y tener acceso a créditos.
    Del mismo modo, plantearon propiciar la diversificación de actividades para tener un calendario estable. Integrar el turismo rural, la gastronomía, el procesamiento, que se pueda diversificar para que no tengan que depredar los recursos o llegar a situaciones de crisis.

    La nota especial la puso precisamente este grupo de mujeres de la pesca artesanal, que en la voz de Gabriela Cruz, presidenta de los pescadores artesanales de Ecuador, leyó una declaración que en parte señala:

    “Exigimos a los gobiernos que la pesca arrastrera industrial no siga depredando nuestros mares, aplicando reglamentaciones correspondientes, teniendo en cuenta el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO”.

    Además, indica que solidarizan con “nuestras compañeras chilenas en su lucha por la igualdad de condiciones, pidiendo se las considere en la toma de decisiones y reivindicaciones de género”.

    Y finalmente, formulan un llamado a las autoridades chilenas “a que escuchen y apoyen a sus mujeres, esto es realmente lo que las dignificará”.

    Respuestas en plazo prudencial

    El cierre estuvo a cargo del subsecretario de Pesca, Jorge Chocaír, aunque antes de eso, habló brevemente la flamante presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores de Chile, Conapach, Zoila Bustamante, quien dijo sentirse orgullosa de ser mujer de la pesca artesanal y que al asumir al frente de la Conapach “nos estamos ganando un espacio que debemos aprovechar por el bien del sector pesquero artesanal”. También pidió que las autoridades del sector, tomen en cuenta las demandas de las mujeres.

    Inmediatamente después, Jorge Chocaír, se comprometió a recoger las inquietudes planteadas y responderlas en un plazo prudencial. Aseguró además, que estará en permanente diálogo con las organizaciones.

    Pero también hizo algunos anuncios: como el inicio en febrero de 2008 del Censo Pesquero que permitirá actualizar la información sobre la pesca artesanal en Chile.

    Además comentó que es partidario que la seguridad social para los pescadores no se incluya en el proyecto provisional para los independientes, sino que se trabaje en una iniciativa aparte. Junto con ello, precisó que se está estudiando incorporar un seguro de vida a costo del estado por tres años, para que los primeros tres años se pueda tener la seguridad que de la gente salga a trabajar al mar tengan cubiertos los riesgos básicos.

    Manifestó asimismo su deseo de, en lo que queda del gobierno de Michelle Bachelet, echar las bases para “crear el Instituto o Corporación de desarrollo de la pesca artesanal en Chile que actualmente no existe y que la institucionalidad la abarquemos como un todo para darle el servicio y atención que la pesca artesanal se merece en forma distinta a como se realiza hoy y que es un compromiso de la presidenta. Nos falta ver cómo cristalizar esto en forma administrativa o por la vía legislativa”.

    Y como la idea no es que las propuestas queden dando vueltas, María Torres, a nombre de su organización y de las mujeres de la pesca artesanal, dijo que se hará un seguimiento a los compromisos adquiridos por el subsecretario de Pesca y otras instituciones del Estado, con el fin de informar de lo que ha ido pasando a las mujeres de tal forma que este encuentro no se transforme sólo en un bonito recuerdo.

    Por María Eliana Vega

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...