• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un historiador que tenía conocimiento de embalsamamiento de cadáver y que fue internado en un hospital psiquiátrico por padecer supuestamente esquizofrenia, podría salir del centro y continuar su tratamiento desde el hogar.

    Este anuncio ha causado revuelo en Rusia, porque el sujeto identificado como Anatoly Moskvin, presuntamente robó los cuerpos sin vida, de 29 niñas y las convirtió en muñecas de porcelanas.

    Este habría modificado los cuerpos de las infantes con el objeto de transformarlas en muñecas de porcelana y al momento de su detención se hallaron los cadáveres que contenía vestidos, guantes, botas altas y hasta maquillaje.

    Colocaba vestidos, guantes y las maquillaba

    Según las autoridades, Moskvin iba a los cementerios de su localidad para desenterrar los cadáveres de las niñas recién enterrados, para robarlos y llevarlos a su domicilio.

    Uno de los cuerpos reconocidos, ha sido Olga Chardymova, una pequeña que murió a los 10 años de edad y fue desenterrada por Moskvin. Este sin pudor y con poca sensibilidad,  vistió a la niña y la mantuvo en su departamento hasta que la Policía la descubrió.

    Tras ser llevado Moskvin a una clínica psiquiátrica, donde se determinó que tenía esquizofrenia, el jurado dictaminó que no podía haber una sentencia en su contra, puesto que el padecimiento “comprobado” imposibilitaba la celebración de un juicio.

    No obstante, el tribunal consideró la recomendación de los expertos que tratan de liberarlo de la clínica con el fin de que continúe su tratamiento en libertad.

    Temen que este hombre vuelva a cometer su delito a mayor gravedad

    Se desconoce qué más hacía el profanador de tumba, quien cuenta con 52 años de edad y resguardaba en un lugar secreto de su departamento los cuerpos infantiles transformados en muñecas de porcelana. Situación que tiene en angustia a la comunidad rusa.

    Las familias de las niñas, cuyos cuerpos fueron secuestrados por el ruso rechazaron la recomendación de los médicos, pero se prevé que los tribunales den carta abierta a las solicitudes de los expertos, por lo que es probable que liberen a Moskvin.

    Continúa leyendo…

    Mapuches denuncian que por octava vez profanan rewe en Trafún

    (Fotos) Éxito total: cientos de franceses inundan el primer prostíbulo de muñecas sexuales

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...