• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Científicos israelíes descubrieron que la obesidad en la adolescencia está asociada con el riesgo de padecer cáncer de páncreas en el futuro y las probabilidades con respecto a la enfermedad son cuatro veces más.

    Según el estudio publicado en la revista Cancer, señala que los científicos analizaron datos de casi 1,8 millones de pacientes (1.087.358 hombres y 707.212 mujeres) que se sometieron a un examen físico obligatorio entre las edades de 16 y 19 años, desde 1967 hasta 2002.

    Posteriormente, estas muestras fueron relacionadas con las historias clínicas de personas que padecían cáncer de páncreas durante el mismo período.

    Los resultados determinaron que la obesidad en la adolescencia aumenta en 3,76 veces el riesgo de padecer la enfermedad oncológica en hombres y en 4,07 veces en mujeres.

    También se identificó que los hombres con un índice de masa corporal en el límite superior de lo normal muestran mayores indicios de desarrollar cáncer de páncreas. El riesgo en este caso aumenta en un 49 por ciento.

    De acuerdo a los expertos, el cáncer de páncreas es la sexta causa más común de muertes relacionadas con el carcinoma en el mundo y estudios anteriores ya habían comprobado la relación entre la obesidad en adultos con mayor riesgo de desarrollarlo.

    Pancrea

    Es un pequeño órgano, de forma alargada, de unos 15 cm de longitud y de unos 100 gramos de peso de media, situado en la cavidad abdominal, inmediatamente por detrás del estómago. Su peculiar localización, posterior en el abdomen y cerca del hígado, hace que esté en íntimo contacto con estructuras vasculares vitales como la vena cava inferior, la arteria aorta, y las arterias que irrigan el intestino y el hígado.

    Este tiene una función exocrina y una endocrina; en la primera descomponer químicamente las grasas y proteínas ingeridas en pequeñas porciones que pueden ser absorbidas por el intestino; mientras que en la segunda, se encarga de producir hormonas y la más importante de ella, es la insulina, fundamental para la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

    Lee más…

    Dependiendo del hábito de cenar podrías evitar el cáncer

    Nuevos casos de cáncer de mama podrían aparecer en Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...