• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La revista especializada en medicina, Science Translational Medicine, publicó un trabajo de científicos suecos quienes descubrieron que en el apéndice se generan ciertas proteínas vinculadas a la aparición de la enfermedad de Párkinson.

    El estudio se llevó a cabo en el Instituto de Investigación Van Andel (VARI) en colaboración con la universidad sueca de Lund, donde se descubrió que en el apéndice existe un reservorio de células alfa-sinucléicas plegadas anormalmente, que producen unas proteínas que se acumulan en el cerebro y se vinculan con la enfermedad de Parkinson.

    Los pacientes con la enfermedad de Parkinson tienen acumulaciones tóxicas en el cerebro llamadas “cuerpos de Lewy”, que contienen sustancias que incluyen la alfa-sinucleína.

    Ante el descubrimiento, realizaron un análisis de las bases de datos estadísticas de Suecia y el registro nacional de pacientes de ese país desde 1964 además de los datos de la Parkinson Progression Marker Initiative, para totalizar 1.698.000 millones de personas en 52 años.

    Con esta información lograron determinar que entre 19% y 25% se reducía el riesgo de las personas a quienes les extrajeron el apéndice a edad temprana. Sin embargo los datos se relacionan a los pacientes de las zonas rurales, quienes son más propensas a padecer la enfermedad debido la exposición de pesticidas.

    En el estudio los 1.144.745 suecos que no habían tenido una apendicectomía, 1608 tuvieron Parkinson, pero los 551.003 que sí la habían tenido, solo 644 tuvieron Parkinson. Esto equivale a una disminución del 16,9% en la probabilidad de contraer la enfermedad.

    Sin embargo aclaran que el estudio no es concluyente para que las personas acudan al médico para que le extraigan el apéndice por precaución, ya que una vez aparecida la enfermedad no hay nada que hacer.

    La profesora Viviane Labrie, del Centro de Ciencias Neurodegenerativas del Van Andel Research Institute en Michigan, asegura que el estudio puede ayudar a crear nuevas terapias para tratar la enfermedad, sin embargo la eliminación no reduce por completo el riesgo ya que puede haber otros lugares y factores que provoquen el Parkinson ya que en el apéndice es normal que aparezcan proteínas agrupadas.

    Otras noticias de interés

    Universidad Austral y CETRAM se adjudican fondos internacionales para tratar el Parkinson

    Parkinson: Instalan por primera vez en hospital público estimulador que mejora calidad de vida de pacientes

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...