• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La comida deshidratada que está siendo enviada hacia Colombia como  supuesta “ayuda humanitaria” para Venezuela contiene preservantes que son altamente nocivos para la salud, refiere una investigación realizada por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI, por sus siglas en inglés), adscrita a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

    Entre las principales contraindicaciones del uso de estas sustancias es su potencial  para generar cáncer, la segunda causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Según revela la investigación, a las bebidas y alimentos deshidratados que suele enviar Washington como ayuda humanitaria, se les añade dióxido de azufre, un componente químico usado como antioxidante y preservante habitual, para mejorar el aspecto de la carne y dar impresión de mayor frescura.

    Resultado de imagen para asma

    Sin embargo, causa dolores de estómago y erupciones en la piel, además genera ataques de asma en personas que ya padezcan esta patología.

    También es perjudicial en el aspecto nutricional ya que destruye la tiamina (vitamina B1) aportada en una gran proporción por la carne.

    El uso de esta sustancia en la producción de alimentos está restringida por la regulación en Reino Unido, por la directiva en la Comunidad Económica Europea (CEE) y por las recomendaciones de “buenas prácticas de fabricación” en los Estados Unidos.Asimismo, los estudios revelan que en la elaboración de las comidas enviadas a la frontera de  Colombia con Venezuela se emplean sustancias químicas como la acrilamida, que ocasiona daños neurológicos en quienes la consumen.

    El Centro Nacional para la Información Biotecnológica de EE.UU. también alertó que en este tipo de alimentos se usa un alto contenido de azúcar para mejorar su sabor.

    A cada comida deshidratada y bebida se le agregan 25 gramos de azúcar, que es más que la cantidad diaria recomendada para un adulto, por lo que contribuye a aumentar las probabilidades de padecer diabetes tipo II y  otras enfermedades cardiovasculares.

    Violación de regulaciones

    El ingreso a Venezuela de alimentos y fármacos, sin la debida autorización de los organismos especializados, “viola el derecho internacional en materia de medicamentos, en materia de regulación sanitaria”, aseguró Lesbia Muros, presidenta del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Inhrr) del país suramericano.

    “El pueblo venezolano debe estar consciente de que la supuesta ‘ayuda humanitaria’ (promovida por el Gobierno de los Estados Unidos) e impulsada por el sector opositor  (del país suramericano), más que una iniciativa positiva, sería criminal porque la gente creyendo que la van a ayudar a resolver un problema, podría tener en sus manos productos que pueden ser muy nocivos para su salud”,  aseveró la funcionaria en entrevista con el diario Correo del Orinoco.

    Al referirse al riesgo de afectar la salud de la población, explicó que los medicamentos y los productos alimenticios para ingresar al país, es obligatorio que pasen por el filtro del registro sanitario y la correspondiente vigilancia y visto bueno de las autoridades del Inhrr.

    En ese sentido, afirmó que la “ayuda humanitaria” tal como está planteada, es violatoria de todo tipo de normativas internacionales que tiene que ver con la vigilancia y control de productos de consumo y uso humano”, añadió.

    ¿Ayuda humanitaria  o show?

    Aunque el gobierno de Donald Trump lidera el traslado de insumos, alimentos y medicinas a la frontera con Colombia para ingresarlos a Venezuela como “ayuda humanitaria”, desde Washington se han aplicado sanciones en contra de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

    Se calcula que estas sanciones unilaterales ocasionarán pérdidas por el orden de los 11 mil millones de dólares y afectarán las condiciones de vida del pueblo venezolano.

    Resultado de imagen para maduro

    Al respecto, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este viernes que no permitirá el “show” de la ayuda humanitaria, que comenzó a ser acopiada en la frontera colombo-venezolana.

    “Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa, porque nosotros no somos mendigos de nadie. El paquete es muy bonito por fuera, pero por dentro lleva veneno”, afirmó en rueda de prensa.

    Te interesa leer:

    Guaidó incita a una intervención militar de EE. UU. a Venezuela

    “Ayuda humanitaria” violaría derecho internacional de regulación sanitaria de Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...