• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Es muy común cocinar grandes cantidades de arroz y pasta y guardar una parte en el refrigerador para comerla después. Eso, según reveló un estudio, es un error que puede ser mortal.

    En la investigación liderada por Anukriti Mathur, de la Universidad Nacional Australiana, se advierte que estos dos alimentos son tan delicados en su tratamiento como la carne y el pescado.

    De acuerdo con los resultados, que se publicaron en la revista Nature Microbiology, el peligro está en que en ese arroz y en esa pasta de días anteriores puede proliferar una bacteria potencialmente mortal, conocida bajo el nombre de Bacillus cereus, reseñó el portal Actualidad RT.

    “Los hábitats naturales conocidos del B. cereus son muy extensos, incluidos el suelo, los animales, los insectos, el polvo y las plantas. Se trata de una bacteria que puede reproducirse utilizando los nutrientes de productos alimenticios, incluyendo arroz, productos lácteos, especias, alimentos secos y vegetales”, explicó Mathur.

    Y aunque se pueda pensar que el calor al recalentarlos matara la bacteria, no es así. Incluso, las toxinas que libera sobreviven al microondas y pueden causar un fallo hepático o la muerte.

    Recientemente, volvió a las noticias el caso de un joven belga que murió en 2011 diez horas después de comerse un plato de pasta recalentada.

    En su caso, la mantuvo a temperatura ambiente durante cinco días antes de ingerirla. En un informe que publicó el Journal of Clinical Microbiology, detallaron que luego de media hora de haberla comido el joven sintió dolores abdominales, náuseas, dolor de cabeza, vómitos y diarreas.

    El error estuvo en que no acudió a ningún centro médico, solo bebió agua e intentó dormir, hasta que al día siguiente sus padres lo encontraron ya muerto, refirió La Vanguardia.

    La autopsia reveló una necrosis hepática y signos de pancreatitis aguda. La causante fue la bacteria bacillus cereus.

    “Bacillus cereus es una bacteria que puede provocar dos tipos de síntomas: diarreico, que está causado por la ingestión de alimentos contaminados con un elevado número de bacterias, y eméticos (vómitos) que están causados por la ingestión de las toxinas que produce esta bacteria. No es habitual que cause la muerte, pero se han registrado casos (como este)”, precisó el doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos Miguel Ángel Lurueña a La Vanguardia.

    Una de las recomendaciones es seguir pautas de conservación adecuadas y guardar los alimentos en la nevera una vez cocinados, un máximo de 3 días.

    El cerebro de las mujeres se conserva más joven que el de los hombres

    “Send nudes”, una forma del peligro en línea que padece Argentina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...