• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Muchos estudios han advertido de las graves consecuencias del sedentarismo para la salud del ser humano y de los problemas que trae la falta de actividad física para el cuerpo, por lo que han recomendado no solo tener una sana alimentación sino también hacer el esfuerzo para practicar algún tipo de ejercicio o deporte.

    En este sentido, los expertos recomiendan a quienes se han acostumbrado a un estilo de vida sedentario, comenzar a caminar diariamente por cierta cantidad de tiempo, como el primer paso para cambiar la rutina.

    Recientemente, fueron publicados en la revista British Journal of Sports Medicine, los resultados de una investigación en la que se analizó la actividad física de 50.000 personas entre 1994 y el 2008 y su relación con la mortalidad en general, y más en concreto con las muertes cardiovasculares o por cáncer. Compararon qué era diferente entre quienes caminaban despacio, con ritmo moderado o deprisa.

    La mortalidad por todas las causas disminuye entre el 20% y el 24% si se sube el ritmo. Y en concreto, la mortalidad por dolencias cardiovasculares (un tercio de las muertes) entre el 21% y el 24%. Para los que fallecen por cáncer, no ha reportado beneficios apreciables, aunque los investigadores creen que hay que afinar la búsqueda y quizá entonces detecten más ventajas, publica La Vanguardia.

    Caminar por al menos 10 minutos diariamente, mejora el metabolismo de los carbohidratos, de los azúcares, cuyo desajuste favorece la diabetes y especialmente en el colesterol más malo, el LDL oxidado, porque activa enzimas antioxidantes. Las reacciones activadas en el organismo también son antiinflamatorias.

    Para que la caminata sea efectiva, la mínima actividad física debe ser de 10 minutos, pero sumando al día al menos 30, seguidos o en paquetes de 10. Y asegurar a la semana 150 minutos (30, cinco días). Si de la caminata se pasa a un ejercicio intenso, como por ejemplo correr, el mínimo semanal necesario para que haya beneficio es de 75 minutos.

    A.L.

    ¡No las botes! Semillas de lechosa pueden ser aliadas de tu salud

    (Video) Una adorable tortuga vuelve a caminar gracias a una silla de ruedas hecha con legos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...