• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La disfunción eréctil es la incapacidad de un hombre de conseguir o mantener una erección firme para la relación sexual y es atribuido a una afección física o psicológica. Sin embargo, recientemente un estudio reveló que podría estar asociado a un factor de riesgo genético.

    Un grupo de científicos de diversas universidades de Estados Unidos, lograron por primera vez detectar un factor genético que puede causar impotencia. En concreto, los encontraron una zona específica del genoma humano conocido como locus genético, próximo al gen SIM1, que se ha asociado a un mayor riesgo de sufrir este trastorno, y que confirma la hipótesis de que alrededor de un tercio de los casos se deben a causas genéticas.

    El estudio fue llevado a cabo por dos grupos paralelos en los que participaron 36.648 varones incluidos en la cohorte de investigación en Epidemiología Genética sobre la Salud y el Envejecimiento del Adulto (GERA), y los hallazgos que se encontraron al analizar los datos de los miembros de este grupo –que tuvieron diagnóstico clínico de disfunción eréctil, contestaron a encuestas sobre su problema de salud, y siguieron tratamientos farmacológicos o de otro tipo–, se constataron posteriormente con los datos de otros 222.358 hombres procedentes del Biobanco de EE. UU., publica Web Consultas.

    El estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), comprobó que las variaciones en el locus SIM1 se relacionaban con un incremento del 26% en el riesgo de sufrir disfunción eréctil, y que este riesgo se daba con independencia de otros factores de riesgo asociados, o de la forma en que se hubiera definido el trastorno (información procedente de los afectados que participaron en el estudio, historial de prescripciones, o diagnósticos clínicos).

    Uno de los autores de la investigación, Hunter Wessells, jefe de urología en la Universidad de Washington en Seattle, explicó que se trata de la primera vez en la que se encuentra “una prueba convincente de que en realidad hay un componente genético independiente de otras posibles causas”.

    El descubrimiento de este locus génetico, puede hacer posible el desarrollo de nuevos tratamientos que “ayudarán a los hombres que no responden a los tratamientos actuales”, señaló el autor principal del estudio, Eric Jorgenson, citado por AFP.

    A.L.

    Dañó su vida para siempre: Se pasó la dosis del tratamiento para la disfunción eréctil

    La disfunción eréctil será parte del pasado si incluyes este ingrediente en tu dieta diaria

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...