• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La proliferación de actividades estacionarias, como la lectura, el trabajo por internet y el uso de “transporte pasivo” o motorizado, marcan en el siglo XXI una acentuada tendencia a realizar cada día menos ejercicio físico, según los resultados del primer macro estudio global sobre sedentarismo, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    El principal órgano en materia de salud del planeta, estudió el comportamiento de una muestra de ciudadanos de 168 países, con la participación de 1,9 millones de personas mayores de 18 años, a quienes se les apreció escasos progresos en mejorar los niveles de actividad física durante el período analizado. La investigación concluye que una cuarta parte de la población mundial (27,5%), representada en 1.400 millones de personas, es sedentaria.

    OMS recomiendan hacer ejercicio al menos de 150 minutos en grado moderado a intenso por semana o 75 minutos de esfuerzo físico fuerte. Foto Web.

    Latinoamérica y el Caribe son las regiones que registran los “mayores niveles de actividad física insuficiente” (39 %), seguido del grupo de países occidentales de altos ingresos o industrializados (37%). Destacan en estos grupos Estados Unidos (EE.UU),  Nueva Zelanda, Argentina, Alemania y Brasil, naciones en las que la tasa de inactividad física ha crecido más de 15 puntos.  Sin embargo, la lista de sedentarismo la lideran Kuwait (67%), seguido de Samoa (53%), Arabia Saudí (53%) e Irak (52%).

    Paradójicamente, en el extremo contrario están Uganda y Mozambique, considerados países pobres o de bajos ingresos”, donde solo el 6 % de la población tiene actividad física insuficiente. Sugiere el estudio que contrariamente a lo que ocurre en los países industrialmente desarrollados, en los países de bajos ingresos, se realizan más actividades en el trabajo y para transportarse como caminar.

    Advierten que en todos los países del mundo deben desarrollarse políticas nacionales para fomentar los modos de transporte no motorizados, como caminar y andar en bicicleta, y promover la participación en la recreación activa y los deportes en el tiempo libre.

    Mujeres se ejercitan menos

    Al analizar los resultados globales del trabajo investigativo, tomando en cuenta el género, se determinó que una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres no tienen suficiente actividad física, como para preservar la salud, lo que implica un aumento en el riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares, diabetes de tipo 2, demencia y ciertos tipos de cáncer.

    “Las normas culturales, los roles tradicionales o la falta de apoyo social y comunitario, pueden llevar a una participación reducida en la actividad física entre niñas y mujeres. Únicamente en nueve países de los 168 estudiados, las féminas tienen una tasa de inactividad mejor que la de los hombres, entre ellos China y Finlandia”, asegura el informe de la OMS.

    OMS considera que se requieren medidas para promover y mejorar el acceso de la población a las actividades físicas. Foto Web.

    El ente rector de la salud mundial ha considerado que la falta de actividad física es uno de los principales factores de las enfermedades no transmisibles en un período de dieciséis años, de 2001 a 2016. Por tal motivo sus expertos recomiendan hacer ejercicio al menos de 150 minutos en grado moderado a intenso por semana o 75 minutos de esfuerzo físico fuerte.

    “A diferencia de lo que ocurre con otras amenazas a la salud, los índices de actividad física insuficiente en lo que va de siglo no ha mejorado en absoluto: la cuarta parte de todos los adultos no alcanza el nivel apropiado para tener una buena salud”, resumió la autora principal del estudio y experta de la OMS, Regina Guthold.

    Indicó la OMS que en las grandes ciudades de crecimiento rápido del mundo en desarrollo, la inactividad es un problema aún mayor. El urbanismo ha creado varios factores ambientales que desalientan la actividad física: superpoblación, aumento de la pobreza, la criminalidad, gran densidad del tráfico, mala calidad del aire, inexistencia de parques, aceras e instalaciones deportivas y recreativas.

    La OMS considera que se requieren medidas para promover y mejorar el acceso de la población a las actividades físicas que sean seguras, asequibles y culturalmente aceptables.

    Otras notas de interés:

    ¡Impresionante! Padres pagan $1.633 por noche para curar adicción al celular de sus hijos

     

    ¡Maridos a sacar cuentas! Labor del ama de casa vale más de 31 mil dólares al mes

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...