• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La mandíbula superior, el pómulo, la cavidad del ojo y una zona del cráneo que le llegaba hasta la parte de atrás de la cabeza, le quitaron en una cirugía los médicos a Jen Taylor cuando le diagnosticaron cáncer de hueso.

    Después de la intervención quirúrgica que duró 16 horas, se dio de manera automática un proceso inverso de reconstrucción, dejando sorprendido a Taylor,  quien asegura en un programa de la BBC Mundo que “no tenía ningún síntoma, literalmente. Ningún dolor, ninguna enfermedad”.

    Entre la primera preocupación del paciente, está un bulto inusual que le crecía en la mandíbula superior. “Fui al dentista, que pensó que era un absceso”, dijo Taylor, al señalar que antes de cumplir los 30 años supo el padecimiento que afecta a sus huesos en 2017.

    La operación duró 16 horas

    “Recuerdo que el especialista dijo lo siento muchas, muchas, veces, pero es cáncer”, relató la joven al recordar que inició la quimioterapia poco después. “Mi quimio fue intensa, de lunes a viernes durante tres horas seguidas”, expresó..

    En una semana se me cayó todo el pelo y me llevé algunos sustos, como amagos de ataques al corazón”. No obstante, la hora había llegado, y con el corazón palpitante debía durar 16 horas en una sala de operación, siendo atendida de manera compleja.

    Los doctores utilizaron hueso de su omóplato y músculo de la espalda para darle un nuevo “tejado” a su boca. Además, conectaron la zona reconstruida con venas en el cuello para darle riego sanguíneo.

    Los médicos tuvieron que usar hueso y musculo de la espalda

    Aunque los médicos consideran que retiraron todo el cáncer, Taylor tiene que hacerse imágenes de resonancia magnética regularmente para confirmar que no vuelve a crecer.

    “No estaba preparada. Psicológicamente, no estaba en absoluto preparada”, reconoce la joven, insistiendo  que “aparte de los doctores y enfermeras” no tuvo otro tipo de apoyo, y por días se preguntó cómo sería posible recuperarse de la enfermedad mortal.

    Un milagro ha ocurrido, pero la paciente que estaba contenta de seguir con vida, cuando se miraba al espejo le resultaba difícil, porque su rostro había cambiado.

    No se aceptaba cuando se miraba frente al espejo

    Sin embargo, inició una terapia si puede decirse del ante y después, comenzó a tomarse fotos de su aspecto durante dos meses. “Si no fuera por las fotos me habría desesperado pensando que nada estaba mejorando”, señaló.

    Solo la mantiene desconcertada es que del lugar del que sacaron el cáncer se hundió un poco cuando pasó la inflamación”. A pesar de la dura situación, tuvo que retomar su vida, vencer la agonía y la frustración padecida por varias semanas. Pudo aprender a masticar, es posible que no vuelva a respirar por la nariz.

    Espera a que le hagan implantes dentales, solo posee seis dientes de arriba en el costado izquierdo de la cara, pese a que ha tenido un progreso hasta ahora, todavía considera que su aspecto no es “normal”.

    Taylor cree que todavía falta mejorar su aspecto físico

    “Todavía me miro y digo: ahí está esa persona con cáncer”, manifestó al tiempo que indicó que se reincorporará a su trabajo como contable. Aprovechó la oportunidad, para agradecer a la organización británica sin ánimo de lucro Macmillan, que ayuda a pacientes con cáncer y a sus familiares.

    “Me apoyaron a través de charlas, de talleres para cuidar mi aspecto y verme más linda(…). También me ofrecieron familiaridad y esto fue muy importante para mi, y me dieron un espacio donde sentirme segura”, acotó Taylor.

    Se tomaba fotos para superar la situación emocional de la enfermedad

    Esta joven continúa su proceso de recuperación y cada vez que mira sus fotos del año pasado, sabe que ha recorrido un camino extremo que ha ido venciendo.

    “No puedo creer que alguien pueda sobrevivir a algo así”, enfatizó al destacar que “no parecía una persona“.

    Sigue leyendo…

    Cómo identificar el cáncer de estómago

    Dependiendo del hábito de cenar podrías evitar el cáncer

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...