• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Patty Bolle, una mujer de 68 años de Haslett, Michigan, Estados Unidos, estaba cortándose el pelo el año pasado en la peluquería cuando la estilista, Nikki McClure, notó algo raro. La mujer había tenido cáncer de mama hace 13 años y esa etapa parecía superada. “Pasé por la quimioterapia, radiación y cirugía para eliminar todo. Me tomó nueve meses”, recordó. Pero una mala noticia estaba por llegar.

    “Nikki levantaba mi cabello cuando dijo ‘Oh por Dios, ¡tenés un espacio pelado ahí! Le pregunté si era verdad, así que agarró el espejo y me lo mostró. No tenía idea de que estaba ahí”, declaró la mujer.

    “Era apenas más grande que una moneda y parecía haber sido quemado. Era rojizo y tenía unas manchitas, así que le pregunté si se había quemado. Me dijo que no, así que lo toqué un poco, para saber si tenía sensibilidad, pero tampoco”, recordó la estilista.

    Patty Bolle, sentada, con su peluquera. La imagen es anterior a reiniciar el tratamiento.

    El drama se apoderó otra vez de la mujer. Los médicos que la atendieron le realizaron una biopsia del cuero cabelludo y descubrieron que la enfermedad había vuelto con todo. 

    Esta vez Bolle padecía de un cáncer de mama con metástasis en etapa 4. Bolle ahora lucha otra vez contra la enfermedad tomando un medicamento oral que ataca las células cancerosas.

    Patty ahora con el tratamiento ya iniciado.

    “No soy libre porque este tipo de cáncer es despiadado y, en algún momento, tendré que volver al hospital, pero con los avances de la medicina podría tomar años”, consideró la mujer.

    La peluquera destacó la importancia de controlar todo el cuerpo en busca de irregularidades, que podrían ser una señal de problemas de salud. “Una estilista es la persona que mira tu cuero cabelludo con más frecuencia que tu médico. Todos te piden que mires tus lunares y pecas pero nadie te indica que observes la cabeza”, concluyó.

     

    Continúa leyendo…

    Sobrevivió al cáncer y regresó a trabajar en el hospital que salvó su vida

    Investigan nuevos usos de una vacuna terapéutica contra cáncer pulmonar

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...