• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Helia Molina fue la primera ministra en salir del gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, a pocas horas de que el 2014 se acabara. ¿La razón? Referirse a los abortos que se realizan “en clínicas cuicas”. Tras sus declaraciones se generó una polémica inmediata suscitada por una parte por la inisistencia de la derecha de desequilibrar al Gobierno y decir “los gabinetes de Bachelet no duran más de un año” y por la postura pacata que tienen algunos chilenos quienes consideran que “una autoridad no puede dar ese tipo de declaraciones”.

    molina-la-segunda_203053-L0x0El tema es que Molina dijo una verdad que no se sustenta en estudios ni cifras contundentes, pues en Chile el aborto es tabú para hablarlo en serio. Sin embargo, tras sus dichos, muchas mujeres expresaron sus testimonos y trabajadores de la salud e incluso la ex ministra de Salud advirtió que Molina no había mentido. Tras su abrupta salida, pasó poco más de un mes para que el cargo lo ocupara la actual Ministra de Salud Carmen Castillo. Hasta ahora Molina no había figurado mucho en los medios. Sin embargo, en una entrevista publicada hoy por La Tercera, recogimos sus impresiones que ahí manifestó sobre la polémica del aborto que recién comienza.

    Sobre el proyecto firmado y enviado al Congreso por el Ejecutivo, Helia Molina lo calificó de “excelente” y agregó que “no se está promoviendo el aborto, sino que salvaguarda el derecho de la mujeres a decidir. Esta norma existe en todas partes del mundo, con la excepción de cuatro países. Además, reúne la información de los proyectos que salieron del Poder Legislativo y se cumple con una promesa de campaña de la Presidenta Michelle Bachelet”.

    En cuanto a la postura de la Democracia Cristiana y los posibles frenos que ellos pongan al avance del proyecto, Molina afirmó que “Acá hay posturas religiosas respetables e individuales que son legítimas. Pero esta ley requiere una base de consenso que está dada por la ciudadanía que votó por el plan de gobierno y la DC siempre apoyó el programa en todos sus componentes”. Y afirmó que “la Democracia Cristiana tiene que ser leal al programa de gobierno de la Presidenta Bachelet. Todos los partidos estaban representados en el plan de gobierno, por lo que hubo tiempo para poder cambiar cosas. La DC tiene entender que se gobierna para todos: católicos, judíos o agnósticos“.

    A pesar de entender que las instituciones católicas, representadas por ejemplo por Ignacio Sánchez -el rector de la UC- iban a tomar posición en este debate del aborto, Molina señaló que Si hay una ley de la República debe aplicarse, independientemente de la institución”.

    Presidenta de la Republica anuncia a la Nueva Ministra de Salud

    Carmen Castillo, actual ministra de Salud

    En cuanto a los dichos que la sacaron del Gabinete, Molina aseguró que la “embarró en decir ‘cuicas'” y afirmó que “lo que quise decir es que la ley era muy importante por un tema equidad. Para la gente que no tiene recursos es fundamental, porque sino, no poseen ninguna posibilidad de tomar una decisión, que es un derecho de la mujer”.

    Finalmente se refirió a la actual ministra de Salud, Carmen Castillo y aseguró que tiene el carácter y fortaleza para sacar adelante el proyecto de aborto terapéutico. Molina consideró que su no-militancia le afectará según la forma en que trabaje, pero afirmó que ella “no va a meter la pata como yo”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...