• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Según el libro “Magia y Secretos de la mujer mapuche. Sexualidad y Sabiduría Ancestral”, escrito por Ziley Mora, desde tiempos remotos el pueblo mapuche ha visto en cada mujer y en la presencia femenina, la manifestación de uno de los polos creativos del universo; es decir, un poder superior en la naturaleza.

    La mujer es la prolongación fecunda del vientre de la Tierra y la aliada mágica de todo el orden natural, según la cosmovisión mapuche.

    Mediante las plantas, las mujeres logran favorecer el contacto con el medio natural, despertar la curiosidad innata hacia la tierra y estimular el pensamiento al descubrir cosas por sí misma.

    Las formas de administración más habituales de las plantas medicinales son mediante varias técnicas, tales como la cataplasma, decocción, elíxir, emulsión e infusión.

    A continuación, te presentamos en qué consiste cada una de las técnicas, las cuales fácilmente pueden ser realizadas en casa.

    Cataplasma
    Consiste en machacar las plantas hasta obtener un emplasto, luego se puede aplicar frío o caliente.

    Decocción
    Esta técnica es útil en productos que no sean volátiles, es decir, que no pierdan su eficacia con el calor y consiste en hervir por unos minutos las partes de la planta que serán utilizadas (raíces, flores y hojas). Las partes duras como tallos o cortezas es conveniente trozarlos y dejarlos macerando previamente en agua fría.

    Elíxir
    Técnica referida a los preparados de sustancias disueltas en alcohol o vino.

    Emulsión
    Son los preparados de aspecto cremoso que se usan como base de aceites, grasas, resinas, cera, o cualquier sustancia no soluble en agua.

    Infusión
    Se obtiene al vaciar agua caliente sobre la hierba a utilizar, dejando cubierto el recipiente durante diez minutos. Si se usan partes duras dejar cubierto el recipiente durante diez minutos.

    Fuente extraída del Taller de plantas medicinales de Eugenia Barrientos Nahuel. Niebla, Valdivia.

    Francisca Arriagada.
    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...