• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En España, un estudio del Comité de Salud Medioambiental reveló que el 10 % de los bebes está expuesto al Cannabis durante el embarazo, una situación que puede acarrear efectos nocivos en su salud.

    Las cifras son alarmantes por el hecho de tratarse de la exposición a los efectos de la droga en una etapa crucial para la vida humana. Sin embargo, la población para esta investigación se reduce a un universo de 2.400 mujeres en etapa de gestación y lactancia, de Murcia y Cataluña, de acuerdo a los datos que refleja la agencia Europa Press.

    Al respecto, doctores y pediatras aseguran que estos resultados pueden ser “extrapolados” en toda la región española, pues “constituyen una crisis silenciosa para el cerebro en desarrollo“.

    Si bien, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aspira sacar de la lista negra de sustancias nocivas a la marihuana, miembros del Comité de Salud Medioambiental de la Asociación Española de Pediatría (AEP) advierten de los riesgos que puede acarrear el consumo de esta planta durante y después del embarazo.

    De acuerdo con la agencia europea, “después del alcohol y el tabaco, el cannabis es la sustancia tóxica más consumida por parejas embarazadas y madres lactantes en España”.

    Asimismo, advierten de otros factores que pueden generar problemas de salud en el bebé, destacando el tabaquismo materno, la ingesta de alcohol tanto materna como paterna, así como el consumo de drogas ilegales y los bajos ingresos económicos.

    Juan Antonio Ortega, miembro de la AEP, expresó: “El 10 % de los bebes españoles está expuesto al cannabis durante el embarazo y la lactancia, afectando negativamente la salud infanto-juvenil, ya que existe una especial vulnerabilidad del sistema nervioso durante la etapa prenatal y postnatal a la acción del cannabis“.

    Igualmente, se expone la parte del desarrollo cognitivo del neonato, pues esta sustancia atraviesa fácilmente la placenta y la leche materna, alcanzando los receptores cannabinoides del cerebro fetal e infantil.

    Los resultados del estudio de la AEP, titulado “Una crisis silenciosa para el cerebro en desarrollo”, también indican que al menos 7 % de las madres lactantes están expuestas de forma activa o pasiva al cannabis, y entre el 4 y 5 % lo consumen de forma activa al inicio del embarazo.

    Para tomar consejos

    Ante esta situación, la sociedad de pediatras españoles se han abocado a la tarea de difundir material explícito a parejas que se han apuntado a ser padres y hacer “visible e intervenir en los niños en riesgo por exposición al cannabis”.

    En este trabajo, denominado “Hoja Verde”, participan pediatras y enfermeros del área, en coordinación con el Ministerio de Sanidad. Son preguntas básicas en etapas pre y posnatal para indagar sobre diferentes exposiciones, a saber: comunitarias (barrios y escuelas), domésticas, ocupacionales parentales y hábitos de vida, incluido drogas legales e ilegales.

    “Se trata de un cuestionario básico que permite a los profesionales de la salud reducir y prevenir el daño, detectando la exposición a tóxicos a lo largo del embarazo y la crianza”, explicó Ortega.

    Satanizando la planta

    Del consumo de esta planta se ha discutido mucho a lo largo de su existencia. Cada argumento defiende la posición de los beneficios sanitarios o económicos que otorga su consumo y, en gran medida, su venta indiscriminada e ilegal.

    Algunos aseguran que los efectos positivos de la legalización de la marihuana para uso recreativo son “abrumadoramente” superiores a los negativos. Y esta discusión seguirá su camino en cada país que quiere legalizarla o continuar satanizándola.

    Por ejemplo, en Estados Unidos, donde hay estados donde se vende y consume en total libertad, repunta por un avance de su legalización, lo que ha disparado el negocio relacionado con la marihuana, resaltan en un trabajo de Total News en su edición para Argentina.

    Estudios lo demuestran

    Para 2018, un estudio publicado en la revista Pediatrics encontró que bajos niveles de sustancias químicas de la marihuana –como el Tetrahidrocannabinol o THC– pudieron detectarse en la leche materna de varias mujeres hasta seis días después de que ellas señalaran que fumaron marihuana o la consumieron en algún comestible, entre otras formas de uso.

    Otro estudio, publicado el año pasado en la revista médica JAMA, halló que la prevalencia del consumo de marihuana en una muestra de 279.457 mujeres embarazadas en California subió del 4,2 % al 7,1 % entre 2009 y 2016.

    No obstante, ambos estudios no dejaban claro el panorama en cuanto a los efectos reales y nocivos para la salud tanto de la embarazada como a los neonatos.

    Al igual que algunos medicamentos, la Academia Estadounidense de Pediatría publicó el año pasado un informe clínico con recomendaciones para mujeres lactantes y embarazadas que consumen marihuana.

    Los lineamientos son simples y directos, establecen que la marihuana no debe ingerirse durante el embarazo y advierten que el consumo de la misma durante la lactancia no es recomendable.

    Conoce porque realmente prohibieron la Marihuana

    Comenzó la venta legal de marihuana recreativa en Canadá

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...