• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    De acuerdo con la revista especializada en temas de salud Heart, un estudio reciente determinó que el matrimonio podría disminuir, e incluso prevenir, la posibilidad de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

    Los investigadores se plantean cómo mantener una relación sentimental estable podría influir en el riesgo de muerte asociado. Bien, según sus hipótesis, los pacientes están más dispuestos a tomar medicamentos tras un ataque al corazón si están casados, quizá por la presión del cónyuge.

    Asimismo, un análisis combinado de los datos señaló que los solteros tenían un riesgo hasta 42% mayor que las personas casadas de desarrollar una enfermedad cardiovascular o de las arterias coronarias.

    Por su parte, el divorcio se relaciona con un 35% más de riesgo de desarrollar la patología cardíaca, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, en los viudos de ambos sexos aumenta solo un 16% el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

    Cerca de un 80% de las enfermedades cardiovasculares están relacionadas con factores de riesgo como la edad, el sexo, la presión arterial, el colesterol, el tabaquismo y la diabetes, pero aún se desconocía la causa del 20% restante. Por ese motivo, un grupo de científicos de la Universidad de Keele, en Newcastle (Reino Unido), realizó un análisis sobre el impacto del estado civil en la salud cardiovascular.

    El equipo de investigadores empleó 34 estudios de 225 publicados entre 1963 y 2015 en los que, en conjunto, habían participado más de dos millones de personas de entre 42 y 77 años de edad, procedentes de Europa, América del Norte, Medio Oriente y Asia.

    En el texto, los autores advierten que aún no se dispone de información sobre parejas del mismo sexo, la calidad del matrimonio o la convivencia entre personas que no están casadas, “Nuestro estudio solo recoge los datos de pacientes casados, divorciados o viudos, comparándolos con los de los solteros”.

    Loading...
    Loading...