• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

     

    Un estudio reciente descubrió que un nuevo parche para el abdomen podría reducir el aumento de peso y la cantidad de grasa en más del 30% en cuatro semanas.

    Científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU), en Singapur, inventaron un parche que contiene cientos de microagujas, más delgadas que los cabellos humanos, cargadas con medicamentos para bajar de peso. La investigación fue publicada en la revista Small Methods.

    Si bien los medicamentos en sí mismos son formas establecidas de tratamiento para la obesidad, la nueva forma de administrarla mostró ser prometedora –en ensayos con ratones– y sugiere que se podría desarrollar un programa rentable para los humanos.

    Las drogas funcionan descomponiendo la grasa blanca que almacena energía debajo de la piel, convirtiéndola en grasa marrón que quema energía.

    El profesor Chen Peng y el profesor adjunto Xu Chenjie, de la de NTU, dijeron que este enfoque podría ayudar a combatir la obesidad.

    “Con las microagujas incrustadas en la piel de los ratones, las grasas circundantes comenzaron a volverse marrones en cinco días, lo que ayudó a aumentar el gasto de energía  en los ratones y condujo a una reducción en la ganancia de grasa corporal”, dijo el asistente del profesor Xu.

    “La cantidad de medicamentos que usamos en el parche es mucho menor que los utilizados en medicamentos orales o una dosis inyectada. Esto reduce los costos de los ingredientes de los medicamentos, mientras que nuestro diseño de liberación lenta minimiza sus efectos secundarios”, agregó.

    El profesor Chen dijo que el objetivo era usar la grasa corporal de una persona para quemar más energía.

    Los ratones que fueron evaluados también tenían niveles significativamente más bajos de colesterol y de ácidos grasos en sangre, en comparación con los ratones no tratados, dijeron los científicos.

    “Lo que pretendemos desarrollar es un parche indoloro que todos puedan usar fácilmente y que sea discreto y asequible”, dijo el profesor Chen.

    El Ciudadano, vía The Independent

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...
    No Hay Más Artículos