• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras ser olvidado injustamente y minimizado a un simple “botón” preliminar en las relaciones sexuales, hoy te enseñaremos por qué el clítoris se merece el estatus de órgano central del placer sexual de la mujer.

    La penetración del hombre consigue estimular el glande del clítoris, esa parte visible, situada por encima de la abertura de la vagina y de la uretra, y cubierto de una especie de capuchón de piel, llamado prepucio. Sin embargo, no es una forma muy eficiente de conseguir el orgasmo.

    Según un estudio publicado por The Journal of Sex Research en 2006, solo el 49,9% de las mujeres llegan al orgasmo únicamente mediante la penetración vaginal. En cambio, cuando la penetración se acompaña de estimulación manual, la cifra es del 70,9% y alcanza el 72,8% cuando se acompañaba de estímulos orales.

    El clítoris se merece el estatus de órgano central del placer sexual de la mujer

    La estimulación manual y oral en el clítoris, el mal llamado “botoncito”, que partir de hoy deberías nombrarlo “el timbre al cielo” o “la puerta de los orgasmos”, es responsable de los mejores recuerdos sexuales en una mujer.

    El clítoris es solo la parte visible de un órgano mucho más sofisticado que se extiende varios centímetros en el interior del cuerpo de la mujer y posee miles de terminaciones nerviosas.

    Algunos biólogos han especulado en ocasiones que el orgasmo femenino tendría una gran utilidad en la fertilidad, ya que las contracciones de la vagina en esee momento ayudarían al esperma a alcanzar las trompas de falopio y fecundar un óvulo.

    La obra de Hubin y Michel revela que las mujeres que tienen un glande de mayor tamaño y situado más cerca de la entrada de la vagina disfrutan de orgasmos con más facilidad.

    El clítoris puede ser llamado “el timbre al cielo” o “la puerta de los orgasmos”

    El órgano entero tiene una media de nueve a once centímetros y el glande, como mucho, un centímetro.

    Al igual que le ocurre al pene, la excitación sexual provoca que todo el órgano se llene de sangre y se hinche. En ese momento, el glande del clitoris aumenta de tamaño y “sale de su capuchón”, toda una erección.

    La excitación sexual provoca que el clítoris se llene de sangre y se hinche

    Loading...
    Loading...