• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La psicóloga y sexóloga Carmen Sánchez manifiesta observar con asombro cómo muchas de sus pacientes no perciben con naturalidad la opción de masturbarse y, lo que es peor, no lo interpretan como una alternativa válida para lograr la autosatisfacción.

    “Me sorprende encontrarme con muchas chicas jóvenes que continúan centrando su sexualidad en el hombre. Cuando les preguntas si se masturban, te responden: ‘¿Para qué lo voy a hacer si ya tengo pareja?’ Y algunas que tienen pareja y lo hacen, llegan a pensar que son raras. No entienden que el placer es también una experiencia personal que te aporta conocimiento sobre tí misma”, expresó la especialista para un reporte del diario español El Mundo.

    Precisó la autora del libro “El sexo que queremos las mujeres” que la aceptación de la sexualidad femenina es un proceso más lento de lo que ella pensaba. “El sexo compartido se asume con más naturalidad por ser admitido socialmente. Sin embargo, la autosatisfacción es censurada porque en una mujer resulta de algún modo inapropiada”.

    “Ya está bien de sentir vergüenza por nuestro placer -asevera sexóloga-. Reivindiquemos la masturbación como una parte fundamental de nuestra vida sexual”. Foto Web.

    Explicó Sánchez que ésta es “una idea que parte de nuestra propia anatomía. Los órganos sexuales masculinos son externos, por eso los hombres están muy familiarizados con su pene”.

    “El clítoris, en cambio, está escondido – puntualizó la sexóloga- No se ve y no se habla de él. Cualquier imagen de anatomía muestra el pene y tal vez la vagina, pero no el clítoris, que es el único órgano específico del placer. Las barreras son evidentes para que las mujeres normalicen su propia satisfacción”.

    Recomienda la también experta en psicología, que la mejor terapia contra los tabúes es hablar abiertamente sobre ellos hasta comprender que son prejuicios que nos ahogan. “Ya está bien de sentir vergüenza por nuestro placer -concluye Sánchez- Reivindiquemos la masturbación como una parte fundamental de nuestra vida sexual”.

    Otras notas de interés:

    Alarga el placer: Usa limón si quieres durar más tiempo en la cama con tu pareja

    ¿Cuándo y cómo explicar la masturbación a tus hijos?

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...