• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En la búsqueda por incursionar en el mundo de nuevas experiencias, las parejas exploran cada vez más un abanico de posibilidades y opciones que permitan garantizar nuevas sensaciones en las relaciones íntimas. Una de las prácticas que suele olvidarse es la más popular en la adolescencia o cuando se empieza a descubrir la sexualidad.

    Se trata de hacer el amor con ropa o la también conocida como petting, cuyo único fin es besar, acariciar o rozar a la pareja, dejando a un lado la penetración vaginal o anal, o el sexo oral. Es una técnica sexual sana que ayuda a tener un momento placentero.

    Ofrece en algunos casos el mismo placer que el sexo y permite dedicarle más tiempo a las caricias y los besos. Además, es una de las maneras más seguras de evitar enfermedades de transmisión sexual y un embarazo no deseado. Puede ser una gran idea cuando no tengas mucha confianza con tu pareja sexual o cuando no tengas preservativo o algún otro anticonceptivo que utilizar.

     

    Besos

    No necesitas planearlo. Se da cuando se puede y se quiere y, los besos son el primer paso para que esto suceda. El arte de besar puede hacer toda la diferencia: te acelera el pulso, te roba el aliento.

    Caricias

    No se trata de despojarse de la ropa. La finalidad es acariciarse para conocer cómo te gusta que tu pareja te toque y las zonas erógenas de tu cuerpo, explorándolo de pies a cabeza.

    Sin penetración

     

    Para que un petting sea solo eso, no hay ningún tipo de penetración, ni anal ni vaginal, por lo que es una forma de practicar sexo seguro.

    Imaginación

    El hecho de no tener que ir al grano de mantener relaciones sexuales convencionales, ayudará a estimular la imaginación en la búsqueda del placer. Caricias, masajes, susurros, abrazos, e incluso mediante la masturbación.

    La tentación de lo prohibido

    Saber que no se puede practicar la penetración bajo ningún concepto hará, de hecho, que apetezca hacerlo más que nunca.

    A.L.

    (Video) ¿Orgasmo de cuerpo completo? Una experta explica cómo alcanzarlo

    ¿Orgasmoterapia? La técnica que alivia la ansiedad, depresión o dolores de espalda

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...