• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En las relaciones de pareja siempre se busca salir de la rutina y la monotonía probando realizar actividades nuevas. En cuanto a lo que se refiere a la intimidad, existen diversas prácticas que pueden aplicarse siempre y cuando los dos estén de acuerdo, como el uso de juguetes sexuales, cumplir fantasías, intentar nuevas posiciones, entre otros. Existe una práctica que últimamente se está haciendo muy conocida como lo es el tantratantrismo, que es una de las variadas tradiciones esotéricas orientales más antiguas y enseña -entre otras cosas- a utilizar todo deseo con el propósito de espiritualidad, y el reconocimiento de la divinidad en todo.

    Esta puerta al placer espiritual, llamada sexo tántrico, permite alcanzar orgasmos múltiples, aumentar la libido y la lubricación, logrando que el encuentro sexual pueda durar horas y que no necesariamente concluye en el clímax, pero que es tanto o más placentera.

    La terapeuta holística Margarita Sierra explica que en esta técnica milenaria, acuñada en la India, que convierte la pasión en una experiencia mística, “el orgasmo no es el objetivo del sexo. Es necesario entender cómo la sexualidad pasa de ser algo mundano a algo trascendental y espiritual. Es una maravillosa filosofía de vida”.

    “El tantra es amor consciente, no solo placer y disfrute. Su objetivo es liberar la mente individual para que se encuentre con la universal. La sexualidad tántrica es un proceso de autodesarrollo, amor y evolución”, detalla y añade que no solo será el camino hacia un clímax transitorio, sino hacia “una experiencia orgásmica múltiple, profunda y duradera”.

    Entre sus ventajas, permite una comunicación energética, que potencia el amor y la relación de la pareja. Al lograr las condiciones adecuadas, las almas se fusionan para convertirse en un solo ser. “Los practicantes tántricos pueden sostener relaciones sexuales durante horas, gracias al control eyaculatorio que obtienen” e incluso algunos aprenden a llegar al clímax sin eyacular.

    En el caso de las mujeres, como esta filosofía hace énfasis en la estimulación previa y suficiente del clítoris, la libido y la lubricación de los genitales aumenta, lo cual permite un orgasmo profundo y placentero, “así como múltiples orgasmos y la eyaculación femenina, que no ocurre con frecuencia en los encuentros sexuales tradicionales”, publica El Espectador en una nota.

    De acuerdo a la experta, el secreto está en la pausa, en los movimientos pensados y delicados, en los roces, en usar todo el cuerpo y toda la mente, en tener una  estrategia constante y paciente y hacer a un lado la urgencia de la penetración. “Soplar, lamer, succionar o chupar la parte del cuerpo que a su pareja le guste. Los sonidos también son estimulantes: susurrar, suspirar, gemir, llorar y gritar”, detalla.

    Finalmente, agrega que no hay nada más importante que los abrazos y conectar con los ojos, los cuales transmiten compresión, picardía, placer, complicidad. “Mire amorosamente a su pareja cuando bese sus partes íntimas o mientras dice mentalmente ‘Te amo’”.

    A.L.

    ¿La conoces? Esta es la posición que garantiza más orgasmos en las mujeres

    Moria Casan deja boquiabiertos a panelistas y televidentes experimentando un orgasmo tántrico sensorial delante de todos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...