• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tan solo 24 horas después abrir sus puertas un prostíbulo de muñecas de silicon, en la ciudad italiana de Turín, ya se agotaron las reservaciones hasta octubre, incluso ya hay reservas hasta enero.

    “Estamos muy felices (…) La acogida ha sido muy buena, estamos completos hasta los últimos días de octubre. Incluso hay muchas reservas hechas hasta enero del próximo año. Aunque seguimos teniendo huecos libres”.

    La empresa responsable del lugar es la catalana Lumidolls, que cuenta con establecimientos similares en Barcelona y en Moscú. Según sus fundadores, este espacio busca ofrecer a los clientes una experiencia “lúdico-sexual totalmente nueva” con muñecas termoplásticas de apariencia muy realista.

    Son siete muñecas con aspecto de mujer y uno de hombre los que se pueden elegir al momento de hacer la reserva. Sus nombres son: Leona, Syndy, Eva, Molly o Kate, y Alessandro.

    El coste es de 80 euros para media hora, 100 euros la hora y 180  dos horas. El catálogo explica que sus dimensiones son reales, miden unos 160 centímetros, aunque las hay más bajas.

    “La posición inicial en la que se encuentran las muñecas cuando entran en la habitación es la elegida por los clientes durante la reserva, luego ya pueden decidir moverla y cómo colocarla”, cuenta Chris.

    Cuando el cliente selecciona a cada una de las muñecas de silicona, puede personalizar en  su aspecto y la ropa que va a llevar.

    Algunas muñecas están dotadas de un sistema que simula los latidos del corazón, que aumentan a medida que se incrementa la actividad sexual, mientras que otras gesticulan y muestran movimientos faciales, cuenta el catálogo web.

    Los clientes del establecimiento deben  tratar bien a las muñecas sexuales, que reciben tras cada cita un tratamiento de limpieza e higiene.

    Como servicio adicional, quienes hayan quedado satisfechos pueden comprar la muñeca desde la página web con un coste que oscila entre los 1.000 y los 2.000 dólares (entre los 865 y los 1.731 euros, al cambio actual).

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...