• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    259 personas murieron entre 2011 y 2017 tratando de tomarse una selfie en situaciones extremas, según un estudio global de 2018, luego de estas cifras,  investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (EE.UU) recomiendan crear “zonas prohibidas para selfies” en sitios peligrosos para reducir el número de muertos.

    Ahogamiento, accidentes de tránsito y caídas resultaron ser las causas más comunes de muerte. El 72% de las víctimas eran hombres. Los investigadores descubrieron que los decesos relacionados con los selfies son más comunes en India, Rusia, Estados Unidos y Pakistán.

    Las fotos y selfies extremos se han convertido en una peligrosa moda en el mundo, jóvenes  como los que se  muestran en las fotografías  arriesgan  su vida para tomarse  una  instantánea  y ser admirados en las redes sociales; en busca del anhelado “me gusta” o “me encanta”  y de innumerables comentarios de cibernautas sorprendidos por la hazaña realizada.

    Este selfie fue tomado  en la cornisa de una chimenea de 180 metros de altura en desuso en Rumania.

    Los espacios en los que se han registrado mayor número de muertes son:  cimas de montañas, edificios altos y lagos.

    El fallecimiento por ataques de animales, electrocución, fuego y armas de fuego también aparecen con frecuencia en informes de todo el mundo. El estudio recopiló la información reseñada en medios y espacios en Internet.

    En julio de este año Gavin Zimmerman, un joven de 19 años, falleció tomándose selfies en un acantilado en Nueva Gales del Sur, Australia.

    Tomer Frankfurter murió en el Parque Nacional Yosemite, en EE.UU., en septiembre, después de una caída de 250 metros que sufrió tratando de tomarse un autorretrato.

    Las cifras alarman a los investigadores al difundir  que  en 2011 se registraron solo tres casos, en 2016  subió a 98 y a 93 en 2017, el estudio resalta que las muertes por tomarse una fotografía en lugares peligrosos podría ser mayor ya que no se lleva un registro por esta causa.

    “Se estima que las muertes por selfie no se reportan lo suficiente y se trata de un problema que debe ser tratado, ciertos accidentes de tráfico que ocurren cuando se toman selfies se catalogan como muerte en accidente de tráfico””, dice el estudio.

    Con información de MSN

    DS.

    Continúa leyendo

    Mexicano se amputó los pies tratando de sacarse una selfie sobre un tren

    Fotos con resultados mortales por intentar hacer las mejores selfies de su vida

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...