• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Bañarse a diario es una costumbre muy arraigada en los países latinos, sobre todo en aquellos donde las altas temperaturas acarrean sudoración continua y malos olores corporales.

    Según un reporte de The Atlantic, una encuesta global de higiene, bañarse con frecuencia tiene su mayor adherencia en países como México, Brasil y Colombia. Mientras que China, Japón y Gran Bretaña son algunos de los países en los que la gente menos se baña. India y Francia se caracterizan por usar menos champú.

    Este hábito del que muchos se sienten orgullosos, podría no ser tan bueno como parece, según lo determinan recientes estudios realizados por prestigiosas instituciones, como la Universidad de Columbia.

    Estos indican que bañarse seguido no solo aumenta los riesgos de contraer problemas de salud, sino que despoja al cuerpo de los aceites naturales esenciales para mantener su elasticidad y buena apariencia.

    “La gente piensa que se está bañando por higiene o para estar más limpio, pero bacteriologicamente no es el caso”, declaró Elaine Larson, experta en enfermedades infecciosas y autora del estudio “La ducha se realiza principalmente por razones estéticas” reseñada por la revista Time.

    “La frecuencia ideal de un baño es probablemente una o dos veces por semana”, aseveró experta. Foto Web.

    “Bañarse con frecuencia cuando la piel está seca, especialmente a medida que se envejece, puede aumentar el riesgo de problemas de salud, debido a que se abren brechas para que los gérmenes causantes de una infección se deslicen fácilmente”, aseveró la experta.

    Esta conclusión es apoyada por otros investigadores del tema como Brandon Mitchell, profesor asistente de Dermatología de la Universidad George Washington, EE. UU., quien afirma que bañarse a diario despoja a la piel de sus aceites naturales y altera la población de bacterias que apoyan el sistema inmunitario.

    Esto especialmente en el caso de los jabones antibacterianos que, como señala Larson en su investigación, no son mejores que los viejos productos de limpieza para reducir enfermedades infecciosas.

    Ante este planteamiento, Mitchell señaló que “la frecuencia ideal de un baño es probablemente una o dos veces por semana, mientras se laven las manos y la ropa, es posible que la salud no sufra efectos perjudiciales”.

    “Les digo a los pacientes que se bañan todos los días que no se enjabonen todo el cuerpo, solo los glúteos e ingle, que son las zonas que producen secreciones de olor fuerte”, indicó el académico.

    “En el caso del cabello es probable que solo se necesite enjabonar una vez a la semana si este está seco. Si se tiene caspa o algún otro problema, con dos lavadas a la semana es suficiente”, aseguró Mitchell.

    Otras noticias de interés:

    Este hombre lleva más de 60 años sin bañarse: Lo llaman “El hombre más asqueroso del mundo” (Fotos)

    (Foto) Esta es la mujer que no puede bañarse porque es alérgica al agua

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...