• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró el 15 de noviembre como el Día Mundial Sin Alcohol, una oportunidad para reflexionar y tomar conciencia acerca de este problema y de las consecuencias que conlleva.

    El alcoholismo es una adicción que no distingue edad, género, clase social o situación económica, y en el siglo XXI cobra la mayor cantidad de vidas al asociarse con la conducción automovilística. 

    Según datos de la OMS, el alcohol ocasiona 3.3 millones de muertes al año, lo que representa 5,9 por ciento de las defunciones globales.

    Asimismo produce 200 enfermedades y trastornos; también es la razón de discapacidad a edad temprana y hasta pérdidas económicas o sociales.

    El organismo femenino es diferente, en cuanto a metabolismo y concentración de agua corporal. El consumir la misma cantidad de bebidas etílicas que un hombre, le producirá mayor nivel de alcohol en la sangre. Foto Web.

    Hay un aspecto sumamente preocupante: por factores sociales, el consumo de alcohol entre mujeres va en aumento en cuanto a cantidad y frecuencia. Pero ¿por qué esto resulta grave?

    Sencillamente porque el organismo femenino es diferente, en cuanto a metabolismo y concentración de agua corporal. El consumir la misma cantidad de bebidas etílicas que un hombre, le producirá mayor nivel de alcohol en la sangre y, con ello, mayores efectos y problemas.

    La última actualización realizada por la OMS en el continente americano, reporta que 3,2 por ciento de la población femenina, mayor de 15 años, sufre trastornos relacionados con el consumo de la conocida como “droga legal”.

    Cabe destacar que, sin importar la cantidad, éste tiene efectos negativos en las mujeres, como son aumentar la propensión a sufrir cáncer de mama, enfermedades cardíacas o cerebrovasculares, lesiones por traumatismo, depresión y, lo más grave, cirrosis hepática.

    Otras notas de interés:

    Al menos 19 personas mueren intoxicadas por alcohol en Malasia

    Qué te hace beber alcohol y después no poder parar

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...