• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Muchos hemos soñado con tener una casa en un árbol, como lugar de juegos, para descansar o incluso para vivir allí si esta ofrece las comodidades necesarias.

    El  estudio de arquitectura A.Masow de Kazajistán logró crear un diseño que supera lo que muchos hemos podido imaginar o soñar.

    La vivienda fue diseñada por el arquitecto Aibek Almasov y está ubicada en el bosque montañoso de la ciudad de Almatý en Kazajistán.

    La vivienda cilíndrica es amigable con el ambiente, por ello se surte de electricidad con paneles solares. Foto Web.

    En lugar de tomar la planta como soporte, la casa está construida alrededor del árbol, quedando como un objeto central en ella.

    Al hablar de su obra, Almasov expresó que tiene como objetivo “ofrecer una alternativa al ajetreo de la ciudad y a las agobiantes estructuras urbanas, mediante la fusión de una casa protectora y un entorno natural sin crear una separación visual”, se lee en un reporte del diario británico Daily Mail.

    La construcción tardó cinco meses y fue diseñada para un hombre de negocios. “El cliente quería construir una casa para dos personas y que fuera un lugar para relajarse, reflexionar sobre las ideas, filosofar y salirse del estrés cotidiano”, agregó Almasov.

    La edificación es un cilindro de cuatro pisos, con bases metálicas, pisos de madera y su exterior es completamente en cristal.

    Interiores de la casa de árbol. Foto Web.

    Para llegar a la cima, cuenta con una escalera de color blanco en forma de caracol.

    La pieza central es un árbol de más de doce metros de altura, ubicado justo en el medio del cilindro transparente, lo que permite que se vea fácilmente desde afuera.

    La cocina, el baño y la habitación se adaptan a la forma cilíndrica.

    Por su estructura y los materiales con los que está construida, brinda una vista 360 grados del bosque.

    Afirmó el arquitecto creador que con la casa lograron “combinar el potencial del diseño industrial moderno con la riqueza natural y la belleza”, siendo una de sus características principales que no atenta contra el medio ambiente.

    De hecho, por su ubicación, la vivienda no cuenta con electricidad. Para suplir la energía, el vidrio con el que está hecha tiene paneles solares transparentes. Además, para proporcionar calor durante el invierno, tiene una bomba de calor geotérmica.

    Otras notas de interés:

    Casas ecológicas y casas biológicas dos tendencias amigables con el ambiente

    Diez millones de casas vacías esperan por residentes en Japón

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...