• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este martes 16 de octubre se celebra el Día Mundial de La Alimentación y los embajadores de buena voluntad  para la nutrición de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Rey de Lesotho y la Reina Letizia de España, se reunieron  con los responsables de los Organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma, Italia.

    En la discusión se  tocaron diversos temas para alcanzar el  hambre cero en 2030, entre ellas,  el mal sistema de nutrición que  provoca  niveles alarmantes de obesidad.

    Alrededor de 38 millones de niños menores de cinco años y más de dos mil millones de personas en el planeta tienen sobrepeso. Según datos de la FAO ocho de los 20 países con mayores niveles de obesidad están en África.

    En la apertura  del acto mundial por la efeméride, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, definió que el hambre es la peor de las manifestaciones de malnutrición que pueda enfrentar un individuo.

    El hambre, dijo, no es el único problema que amenaza la existencia humana, sino también la anemia y la obesidad.

    Una de las metas establecidas por la ONU es  que el mecanismo de alimentación  sea el adecuado “hacerlo de forma nutritiva”, Graziano apuesta a todos los nutrientes para una vida sana.

    Datos de la FAO indican que una  de cada tres mujeres en edad fértil en el mundo son víctimas de baja hemoglobina, igual 151 millones de niños menores de cinco años tienen retraso en el crecimiento y más de 50 millones sufren de delgadez extrema con peligro inminente para sus vidas.

    Graziano  resaltó  que los alimentos más baratos y de fácil preparación  no son nada nutritivos. “Se debe  promover la agricultura comunitaria y familiar para el consumo y venta de productos frescos”.

    Los ponentes debatieron además de la obesidad,   sobre el cambio climático, los conflictos, la migración, la pobreza y la doble carga del hambre, así como sobre las formas de adaptarse o superar estos desafíos a través de la educación nutricional, sistemas alimentarios mejorados, protección social, agroecología, preservación de la biodiversidad, empoderamiento de los agricultores familiares y otros.

    Con información de la FAO y Prensa Latina

    DS.

    Continúa leyendo

    FAO prevé erradicación del hambre mundial para 2050 con adopción de políticas acertadas

    La FAO pide regular la pesca artesanal para garantizar la sostenibilidad en América Latina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...