• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Científicos confirman que hubo conexión geológica entre las rocas de la isla de Tasmania, de Australia y las del Gran Cañon de Arizona, Estados Unidos, según estudio publicado en la revista Geology.

    Los investigadores australianos aseguran que pese a encontrarse a miles de kilómetros de distancia ambas localidades, tienen el mismo origen.

    El portal Phys.org, entre los lugares se debe a la existencia del supercontinente Rodinia hace 1.100 millones de años, cuando ocurrió la configuración del planeta y que ha sido objeto de debate en el mundo de los científicos durante más de dos décadas.

    Los estudiosos liderado por el investigador Jacob Mulder encontraron una extraña similitud entre las rocas sedimentarias del llamado Rocky Cape Group de Tasmania y las del Unkar Group, que se ubican en el Gran Cañón, en el suroeste de EE.UU.

    La isla Tasmania es uno de los lugares más paradisíacos del mundo

    Las rocas de Tasmania habían desconcertado a los científicos debido a que “no se parecían mucho a las del Mesoproterozoico cercanas en Australia”, motivo por lo cual, el equipo decidió analizar los granos del mineral circón, que constituye una pequeña proporción de las mismas, para entender de dónde provenían, dijo Mulder.

    Los hallazgos fueron sorprendentes para los investigadores, quienes establecieron que “las rocas del Gran Cañón no solo tienen un aspecto similar a las de Tasmania y tienen la misma edad“, sino que además, “los circones detríticos en las rocas sedimentarias del Gran Cañón también comparten la misma huella geoquímica que los circones en las secuencias mesoproterozoicas de Tasmania”, afirmó el autor del estudio.

    cañón

    Se encuentra al suroeste de los Estados Unidos

    “Juntas, estas diferentes líneas de evidencia respaldan la interpretación de que las rocas sedimentarias de Tasmania formaron parte del mismo sistema de cuencas mesoproterozoicas que ahora están expuestas en el Gran Cañón”, indicó Mulder, seguidamente mencionó “concluimos que aunque ahora está en el lado opuesto del planeta, Tasmania debió estar unida al oeste de EE.UU. en el Mesoproterozoico”, puntualizó.

    De acuerdo con el científico, el estudio es importante para entender la configuración de Rodinia, ya que “parece haber dejado al descubierto secretos de este supercontinente que han permanecido en el misterio durante décadas”.

    Sigue leyendo…

    Mundo perdido: Descubren isla submarina con enormes volcanes en el mar de Tasmania

    13 rincones del mundo espectaculares que demuestran que el paraíso existe en la Tierra

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...